Famosa. La fuente estaba al pie de las escalinatas, que hace unos meses se usaron para instalar un enorme nacimiento.
Al pie de la escalinata más famosa de Saltillo estaba una particular construcción, que misteriosamente dejó de existir

El domingo por la mañana, vecinos del barrio de Santa Anita despertaron con la sorpresa de que  la fuente que los distingue ya no estaba. Hasta ahora se desconoce quién o quiénes fueron los culpables.

Una de los símbolos emblemáticos de Saltillo son sin duda las escalinatas de este lugar, utilizadas para llegar a las entrañas del barrio que sigue viendo cómo crece la ciudad y al pie de esas escaleras se veía la fuente.

LO QUE QUEDABA

En el lugar que ocupaba no se observan marcas de accidentes vehiculares, por lo que se puede descartar que se trate de un accidente, según los vecinos.

“No se ve nada. No se ven raspones ni nada que haga pensar que fue un accidente. Nosotros creemos que fue algún borracho o varios que iban pasando durante la madrugada. Se les ocurrió que sería divertido (desmontarla)”, dijo uno de los vecinos.

Misterio. Vecinos aventuran explicaciones, pero hasta ahora solo son hipótesis. OMAR SAUCEDO

Señalaron que fue durante los primeros minutos de la mañana que se dieron cuenta de la falte de la fuente y poco después elementos del ayuntamiento acudieron por los restos para darles mantenimientos y restauración.

ALGO DE HISTORIA

Cada último domingo de julio, desde 1825, personas subían a venerar  la cruz que estaba en el cerro. Debido esto, la Calle de Acuña se llamaba la Calle de la Santa Cruz.

Fue en una misión de los jesuitas —en 1920— que se construyó una capilla a Santa Ana sustituyendo al madero.

La fuente fue puesta en el periodo de Flores Tapia. Puso varias en Saltillo para conmemorar el 400 aniversario de la fundación alrededor de 1977, de acuerdo con Carlos Recio.

YA ESTABA ABANDONADA

Otro de los comentarios de los vecinos es que la fuente ya era utilizada como basurero, pues nunca ha tenido agua. Muchos vecinos aprovecharon el lugar para acomodar las bolsas de basura y que el camión pasara por ellas.