Foto: Armando Ríos / Autoridades recibieron el reporte del incendio en Piedras Negras, que se provocó en las antiguas instalaciones de la Agencia del Ministerio Público de la Federación
Alrededor de 100 migrantes se encuentran en las afueras de un albergue cercano a la Agencia del Ministerio Público en Piedras Negras

Una fuerte movilización policiaca se desató en Piedras Negras, luego de que un grupo de migrantes deportados de Estados Unidos inició un incendio en un albergue provisional habilitado por autoridades federales en medio de la contingencia de COVID-19.

Fue alrededor de las 10:30 de la mañana, cuando las autoridades recibieron el reporte del incendio que se provocó en las antiguas instalaciones de la Agencia del Ministerio Público de la Federación en la avenida 16 de septiembre de la localidad.

Al lugar acudió el cuerpo de bomberos y protección civil de la ciudad fronteriza; y minutos después fue desplegado un amplio operativo con miembros de la Guardia Nacional, la Policía Federal, Migración y Grupo Beta ante la amenaza de amotinamiento.

Aunque la mayoría de las personas migrantes guardaron la calma y esperaron indicaciones de la autoridad, la desesperación y la incertidumbre se notó en otros de los albergados que estando a las afueras de la instalación, gritaban: “¡Nos queremos ir ¡Nos queremos ir!”

El lugar que sufrió algunos daños debido al fuego, estaba funcionando como albergue de 163 personas de diversas nacionalidades que fueron deportadas por el gobierno de Estados Unidos, y que no han podido ser repatriadas hasta hoy por la autoridad mexicana debido a que la contingencia de COVID-19 ha provocado el cierre de aeropuertos de algunos países de Centroamérica.

fueron detenidas seis personas, y otras seis fueron enviadas a un hospital General de la localidad con heridas y asfixia debido al humo del incendio. Foto: Vanguardia/Armando Ríos

“Tengo una semana que quiero sacar a mi novio desde que lo deportaron, pero no le han dado ninguna respuesta, dicen que están sacando de poquitos en poquitos y que en Saltillo están saturados también. Nos dicen que en nuestro país la frontera está cerrada”, dijo Mayra, migrante de Honduras ya residente en México que se encontraba entre la prensa, mientras veía la situación donde se encontraba su novio.

De los hechos desalojaron a mujeres con menores pequeños a instancias del DIF, fueron detenidas seis personas, ocho huyeron por la parte trasera de las instalaciones, y otras seis fueron enviadas a un hospital General de la localidad con heridas y asfixia debido al humo del incendio.

El grupo de aproximadamente 120 migrantes restante, fue trasladado en camiones amarillos escoltados por autoridades federales, y fueron descendidos en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración que se encuentra a orillas del Puente Internacional número dos de Piedras Negras-Eagle Pass.

Ya instalados en el lugar, los más de 120 hombres –y unas cinco mujeres- fueron cuestionados sobre los nombres de quienes iniciaron el altercado, y se les dio conocimiento de la situación por parte de agentes del INAMI.

“Échense la mano. Se perdieron pasaportes, sí, se perdieron documentos, sí. Y esto va a retrasar más su regreso. Si estábamos incómodos allá, más aquí. Vamos a batallar con la comida, vamos a batallar por medicamento porque se perdió, vamos a batallar por las colchonetas porque están mojadas. Necesito que entiendan que ahorita no nos podemos ir porque no nos autorizan”, expresó el agente frente al grupo.

Frente a la amenaza de que el gobierno de Estados Unidos seguiría realizando deportaciones a México, donde se incluyen personas de nacionalidades extranjeras, las autoridades del Instituto Nacional de Migración, a través de una entrevista con VANGUARDIA, mencionaron que aunque los procedimientos de repatriación están estrictamente controlados por los viajes por cielo, sí se han estado realizando algunos eventos de este tipo; sin embargo, los ingresos a países de Centroamérica se han permitido a ‘cuenta gotas’.

Al lugar donde fue trasladado el más de un centenar de personas, arribó la tercera visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila asegurando que revisaría que se respetaran las garantías de las personas migrantes; sin embargo, al cuestionar sobre el hacinamiento, manifestaron que esta será competencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que hasta hoy no les han manifestado una petición de observancia a la situación, aunque se desconoce si arribarán funcionarios de la misma a la ciudad. 

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza