ARCHIVO
El titular de la Casa del Migrante dijo que para cuando empezaron a arribar al territorio mexicano, donde también había altos repliegues de seguridad, la caravana ya era de muy pocas personas

Pese a que ha trascendido que el Gobierno local se ha preparado para retener la entrada al Estado a la caravana migrante que partió de Honduras a finales de septiembre, la Casa del Migrante de Saltillo informó que existen muy pocas posibilidades de que lleguen grupos grandes a este territorio.

De acuerdo con Alberto Xicoténcatl Carrasco, director del albergue, desde la semana pasada esta caravana que pasaría por el territorio mexicano fue retenida por las autoridades de Guatemala, quienes impidieron su libre paso.

“Esta caravana que era de alrededor de 3 mil personas fue desarticulada y el Gobierno de Guatemala hizo alrededor de 2 mil 100 deportaciones”, expresó.

En ese sentido, el titular de la Casa del Migrante dijo que para cuando empezaron a arribar al territorio mexicano, donde también había altos repliegues de seguridad, la caravana ya era de muy pocas personas.

“Hay muy pequeñitos grupos que lograron entrar a México, pero no en cantidades de cientos ni de miles”, expresó.
 

Por ello, aseguró que a Saltillo sí llegarían personas que venían dentro de ese grupo; sin embargo, llegarán de forma individual o en grupos muy pequeños.

“Seguramente llegarán algunas personas que venían dentro de esta caravana, pero van a ser muy pocos. Nada relevante en cuestión de grupos grandes”, expresó.

Fue en febrero de 2019 cuando la última caravana migrante de más de mil 800 personas logró cruzar el territorio mexicano, hasta llegar a la frontera de Piedras Negras, donde permanecieron en un albergue improvisado y vigilado por las autoridades meicanas.

De acuerdo con la Casa del Migrante, desde que inició la pandemia de COVID-19, en el mes de marzo, cuando se vieron obligados a clausurar temporalmente sus puertas, han sido atendidos hasta 3 mil personas en las afueras del albergue.

El director de la Casa del Migrante dijo que estas personas fueron atendidas con servicios humanitarios y otro tipo de asesorías para su condición migratoria.

Xicoténcatl Carrasco afirma que actualmente en la Casa del Migrante solo hay 25 personas alojadas.