El documental "Us+Them" fue dirigido por el mismo Waters, en compañía de Sean Evans y fue producto de su gira de conciertos iniciada en 2017. Foto: EFE
El músico británico presentó Us+Them en la 76 edición del Festival de Cine de Venecia

Roger Waters, el genio de Pink Floyd, llamó este día desde Venecia, a "resistir" ante las fuerzas del neofascismo y del neoliberalismo, representadas por líderes como Jair Bolsonaro o Donald Trump, que buscan hacer colapsar a nuestro planeta.

El músico británico presentó Us+Them en la 76 edición del Festival de Cine de Venecia, uno de los tres grandes festivales de cine junto con el Festival de Cine de Cannes y el Festival Internacional de Cine de Berlín, que tiene lugar del 28 de agosto al 7 de septiembre en la bella ciudad italiana.

 

Su documental  "Us+Them"  fue dirigido por él mismo, en compañía de Sean Evans, fue producto de la serie de conciertos de Waters entre 2017 y 2018 por varios países.

El documental presentado en Venecia tiene como escenario el concierto en Amsterdam y cuenta con grandiosos efectos visuales y sonoros, de igual forma se puede ver a "Algie" el cerdo rosa inflable sobrevolando al público con el lema "Sé humano o muere" pintado sobre su lomo.

 

Coincidentemente, este viernes 6 de septiembre es el cumpleaños 76 de Waters  y quiso celebrarlo como solo él sabe hacerlo: manifestándose por una causa y llevando su mensaje de resistencia.

El ex bajista de Pink Floyd expresó que en la actualidad se “recrudece” el "neofascismo” en toda Europa y América: “Si no actuamos colectivamente y resistimos a las fuerzas del neofascismo y del neoliberalismo que están haciendo colapsar nuestro planeta, no dejaremos nada como legado a nuestros niños”, advirtió.

 

Foto: EFE

De igual forma, en su mensaje señaló como injusto el encarcelamiento del expresidente brasileño Lula da Silva, al que ha tratado de ver en prisión pero se le ha denegado el permiso.

Asimismo, abordó el tema de la inmigración en el Mediterráneo y rechazó la intención de los poderosos de generar entre la población local el "miedo hacia el otro", hacia el que viene de fuera: "No vienen porque quieran robarte la pizza sino porque están simplemente desesperados y quieren criar a sus hijos", subrayó.