El artista Rafael Coronel, fue homenajeado en el Palacio de Bellas Artes.
Con aplausos de familiares, amigos y autoridades culturales se rindió hoy un homenaje a Rafael Coronel Arroyo, fallecido ayer a los 87 años de edad

Con aplausos de familiares, amigos y autoridades culturales se rindió hoy un homenaje a uno de los más destacados artistas plásticos de México, Rafael Coronel Arroyo, fallecido ayer a los 87 años de edad.

En el centro del vestíbulo del Palacio de Bellas Artes se colocó la urna con las cenizas del artista zacatecano, uno de los más importantes pintores del siglo XX, lugar donde se montaron dos de sus obras “Ratas comiendo lombriz” y “Roma Anzures”.

La guardia de honor estuvo a cargo del historiador de arte y curador Juan Coronel Rivera, hijo de Rafael Coronel; Alejandra Frausto, secretaria de Cultura federal; Alejandro Tello Cristerna, gobernador de Zacatecas; y la artista plástica, Julia López.

Luego de concluir la guardia de honor, la titular de la secretaría de Cultura, Alejandra Fraustro mencionó que hoy abrieron las puertas de este palacio, el más importante para las artes en México, para despedir a Rafael Coronel y honrar una época en donde las artes académicas y populares dialogaban de manera natural.

"Ahí está una máscara que nos contaba Juan Coronel (hijo), que estaba en su cabecera, una obra que le gustaba mucho y que es parte de la colección del Museo de Arte Moderno, donde él puso a una rata como un personaje principal”, expresó la funcionaria.

Aseguró que Rafael Coronel nos hacía imaginar, soñar y buscó elementos siempre no solo en la cultura de México, sino en la cultura universal. Hay unas palabras que describen muy bien esto último.

"Las imágenes de Rafael Coronel no pertenecen ni a la realidad ni al sueño, alienta esa zona intermedia entre uno y otro en que parecen sueños, pero son reales, en que parecen reales y son soñadas, estas palabras son de Salvador Elizondo”, expresó Frausto.

Al término de los discursos, agrupaciones y orquestas, bajo la dirección de Eduardo García Barrios, ejecutaron “La Marcha de Zacatecas”, momento en que el público se puso de pie para honrar y despedir a uno de los artistas más destacados que ha dado México.