Twitter
Esos barcos están parados en el mar desde el pasado 31 de diciembre en espera de descargar

Más de 30 buques tanque con combustible, procedentes de Estados Unidos, se encuentran fondeados en espera de ingresar a los puertos de Tuxpan y Coatzacoalcos, donde están ubicadas las puertas de entrada de las gasolinas importadas a México.

De acuerdo con autoridades marinas estadounidenses e información de la página web MarineTraffic, considerada el GPS (localización satelital) de buques de tráfico de altura en el mundo, esos barcos están parados en el mar desde el pasado 31 de diciembre en espera de descargar.

Son buques tanque con entregas programadas, pero siguen en espera primero para que se cumpla el proceso de compra-pago, y luego para determinar si hay espacio en las terminales de almacenamiento marítimas de Pemex.