Especial
"Cada caso de contrabando es diferente y plantea sus propios riesgos", dijo el agente jefe de la patrulla del sector de Del Río, Raúl L. Ortiz

Eagle Pass, Texas.- Agentes de la Patrulla Fronteriza asignados al sector de Del Río frustraron en incidentes distintos, 12 intentos de contrabando durante el fin de semana, en los que 16 traficantes y 39 extranjeros ilegales fueron arrestados, informo el jefe del sector, Raúl L. Ortiz.

"Cada caso de contrabando es diferente y plantea sus propios riesgos", dijo el agente jefe de la patrulla del sector de Del Río, Raúl L. Ortiz. "Nuestra asociación con las fuerzas del orden locales no solo fortalece nuestros esfuerzos de aplicación de la ley, sino que ha ayudado en la captura de múltiples delincuentes".

Detalló que el pasado 22 de noviembre, los agentes de la estación Carrizo Springs encontraron en un terreno, un vehículo GMC 2013, por la autopista 85, cerca de Carrizo Springs.

Ahí -añadió-, un ciudadano estadounidense, mujer de San Antonio de 21 años y un hombre de Honduras de 26 años, ese último se encontraba ilegalmente en Estados Unidos, por lo que fueron arrestados por tratar de pasar de contrabando al ciudadano centroamericano.

“Ambos presuntos contrabandistas fueron arrestados y acusados por contrabando de extranjeros”, dijo.

también menciono que el 24 de noviembre, los agentes de la estación de Brackettville detuvieron a un vehículo, un Cadillac CTS 2013, en la carretera Ranch Road 334, cerca de Brackettville.

Los agentes arrestaron al conductor, un hombre de 23 años, y al pasajero, un hombre de 17 años, ambos ciudadanos estadounidenses de Waxahachie, por intentar pasar de contrabando a tres ciudadanos de Guatemala.

 “Los sujetos fueron arrestados y entregado a la Oficina del Sheriff del Condado de Kinney y enfrenta un cargo de contrabando”, indico.

Afirmo que, además, los agentes arrestaron a un total de 13 contrabandistas y 34 extranjeros ilegales de los países de Ecuador, Guatemala, México y Honduras. Estas detenciones ocurrieron en 10 incidentes separados durante el fin de semana.

Todos los extranjeros ilegales fueron procesados ​​de acuerdo con las pautas de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Las personas procesadas y arrestadas mientras transportan extranjeros ilegales enfrentan cargos por contrabando de extranjeros, y si son declarados culpables podrían recibir hasta 10 años de prisión.