Foto: Tomada de Internet
Un juez le dictó auto de formal prisión en Piedras Negras por el delito de abuso de confianza contra una empresa de la región centro de Coahuila

Cinco días después de que la Fiscalía General del Estado ejecutara la orden de aprehensión contra el empresario minero Jenaro Garza Guerra, un juez le dictó auto de formal prisión en Piedras Negras por el delito de abuso de confianza contra una empresa de la región centro de Coahuila.

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, el delito por el cual, se cumplimentó la aprehensión en la colonia del Valle de Sabinas -a unas cuadras del domicilio del inculpado-, obedece a un perjuicio de por lo menos 5 millones de dólares en transacciones de compra venta de carbón.

Respecto del caso, trascendió que el responsable se negó a pagar desde hace unos 5 años el fuerte adeudo sostenido con la Empresa Servicio de Arrendamiento y refacciones de Monclova, por la compra de carbón.

El detenido es dueño de varias empresas dedicadas al ramo de la minería en la Región Carbonífera, que han sido señaladas por los constantes problemas financieros que enfrentan.

El auto de formal prisión le fue dictado a Jenaro Garza Guerra, debido a que enfrentará su proceso conforme al sistema de justicia penal anterior al actual, pues de acuerdo con fuentes del Poder Judicial, los hechos por los que se le acusa fueron registrados cuando en el municipio de Sabinas -donde se interpuso la denuncia-, todavía no se implementaba la nueva reforma.

Esta determinación de formal prisión, tuvo que cumplimentar ya una serie de pruebas que acrediten al imputado la responsabilidad del delito, y que el ilícito tenga penalidades de cárcel.

En los próximos meses, el empresario minero deberá comprobarle su inocencia a la autoridad judicial; sin embargo, se espera que en la defensa legal del mismo interponga una apelación que llevaría por lo menos seis meses para resolverse, antes de que sea llevado a un juicio.