Estableció que si la empresa productiva del Estado requiere de más capital por parte del gobierno federal, eso implicaría una fuerte presión para las finanzas del país. ESPECIAL
Mientras que para la SHCP, cuya responsabilidad es el manejo de las finanzas y la deuda del sector público, Pemex sigue siendo una fuente importante de recursos para el país

CIUDAD DE MÉXICO.-La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (Banxico) mostraron sus diferencias sobre la situación financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Para el banco central, que tiene como objetivo mantener la inflación baja y estable, una de las mayores preocupaciones es la petrolera porque representa un riesgo a largo plazo para las finanzas públicas.

Mientras que para la SHCP, cuya responsabilidad es el manejo de las finanzas y la deuda del sector público, Pemex sigue siendo una fuente importante de recursos para el país.

Durante el panel de clausura en un foro virtual organizado por la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), la subgobernadora del Banxico, Irene Espinosa, advirtió del peligro que representa en el futuro. 

"Vemos que se ha ido postergando una solución estructural de los problemas de esa empresa, entonces la pregunta es sobre la viabilidad de Pemex en el largo plazo y qué va a significar en las finanzas públicas", apuntó.

Estableció que si la empresa productiva del Estado requiere de más capital por parte del gobierno federal, eso implicaría una fuerte presión para las finanzas del país. ?Al respecto, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, respondió que es verdad que Pemex enfrenta una situación desafiante, pero aún está generando más de 900 mil millones de pesos al año en beneficio de las arcas nacionales, lo que significa que todavía hay cierto grado de dependencia de ingresos petroleros.

"Difiero con la subgobernadora; si bien Pemex está en una situación retadora, Pemex lo ha abordado bien, Pemex provee 900 mil millones de pesos al año a los ingresos públicos, esas son buenas y malas noticias porque todavía provee de recursos, pero a la vez se tiene una dependencia de ingresos petroleros", esgrimió.

Desde su perspectiva, en estos momentos lo más apremiante es el tema de la pandemia porque si no se controla, la economía no podrá seguir adelante.

Por eso, resaltó el pago que realizó el gobierno federal para la compra de vacunas contra Covid-19 para que México pueda tener un acceso garantizado.?"Si no hay vacunas, no vamos a reforzar la confianza en la economía, y por lo tanto es importante que México tenga la estrategia adecuada, por eso se han firmado ya cuatro contratos", ponderó.

Por su parte, la subgobernadora también hizo ver que además de Pemex, hay otros riesgos como la falta de ahorro con el agotamiento de los recursos del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios.

Además, Espinosa cuestionó la inversión pública destinada a proyectos que ponen en duda su rentabilidad. "Se está sacrificando la inversión y el gasto que se está haciendo en proyectos, cuya rentabilidad financiera y social ha sido cuestionada", advirtió.