Revuelta. Fuerzas policiales dispersan a ciudadanos con cañones de agua.
Autoridades implantan por segunda noche consecutiva el toque de queda, es la primera vez en la era democrática

SANTIAGO, CHI.- Ocho personas murieron incineradas ayer y mil 462 personas fueron detenidas por desmanes, informó ayer la Fiscalía General de Chile.

El país sudamericano tiene a ocho de sus grandes ciudades bajo toque de queda -lo que restringe las libertades de reunión y movilización- tras protestas masivas que iniciaron por el alza de tarifas en el metro y derivaron en un estallido social y actos vandálicos.

El caos en la capital chilena se extendió al aeropuerto internacional, donde un par de aerolíneas chilenas suspendieron o reprogramaron sus vuelos, afectando a más de mil 400 personas.

El vandalismo se tradujo ayer en más de 70 “eventos graves”, entre ellos, más de 40 saqueos pese a la vigencia del estado de emergencia y a la presencia de 10.500 militares y policías en Santiago, afirmó el ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien anunció que la situación de emergencia se extendió a otras dos ciudades, sumando ocho, y que se tramita implantarlo en otras cuatro.

Esta es la peor crisis del segundo periodo de gobierno de Piñera y la primera vez que se instaura el estado de emergencia y el toque de queda en democracia, mecanismos usados a menudo durante la dictadura militar del general Augusto Pinochet (1973-1990).

‘ESTAMOS EN GUERRA CONTRA    UN ENEMIGO IMPLACABLE’

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo que el país está “en guerra contra un enemigo poderoso e implacable”.

“Estamos en guerra contra un enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia sin ningún límite incluso cuando significa la pérdida de vidas humanas, con el único propósito de producir el mayor daño posible”, dijo Piñera a la prensa.

Piñera envió al Congreso un proyecto de ley para anular el alza tarifaria del subterráneo de Santiago (de 1.12 a 1.16 dólares) que desató el lunes pasado manifestaciones estudiantiles que se tradujeron y protestas masivas que concluyeron con vandalismo generalizado.

EFE

Agencia de noticias internacional fundada en Burgos el 3 de enero de 1939. El entonces ministro del Interior, Ramón Serrano Suñer, impulsó la creación de la agencia, en la que participaron activamente: José Antonio Jiménez Arnau, Manuel Aznar Zubigaray y Vicente Gállego.