El también diputado federal dijo Morena es un movimiento que está más vivo que nunca. Omar Saucedo
El candidato a la dirigencia nacional señala que es por falta de conducción política clara en el partido

 

El divisionismo que se ha percibido en Morena, tanto a nivel nacional como en Coahuila, es normal, dada la falta de una conducción política clara en los años que tiene el partido, consideró Mario Delgado Carrillo, candidato a la dirigencia nacional de ese partido.

Sin embargo, el también diputado federal, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena y Presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados, advirtió que Morena es un movimiento que está más vivo que nunca, pero hizo un llamado general a resolver los conflictos internos.

“Es normal que después de dos años que no haya habido una conducción política clara a nivel nacional lo que aflore o lo que se vea más son las diferencias, pero el movimiento está más vivo que nunca”, expresó.

“La gente quiere participar y quiere organizarse, la dirigencia no es la fortaleza de Morena, la fortaleza es el pueblo organizado, entonces lo que hay que hacer es que haya una solución política clara, que se defina y que vayamos en unidad”, externó el político colimense.

Sin embargo, dijo que ya no se puede perder tiempo en el asunto de la dirigencia nacional.

SE PRESENTÓ EN SALTILLO

Delgado Carrillo estuvo ayer en Saltillo para participar en actos de apoyo a los candidatos de su partido a las diputaciones locales, que el próximo 18 de octubre se renuevan

En ese sentido, y al referirse a Coahuila como la “tierra de muchos abusos electorales”, Delgado Carrillo aseguró que Morena logrará la mayoría en el Congreso del Estado, pero a las autoridades pidió respetar los resultados electorales.

Destacó que las elecciones ya no se pueden “robar” como, consideró, antes sucedía: “El País ya cambió, el País ya no quiere ningún fraude, hemos modificado la Constitución para que los delitos electorales sean delitos graves”.

“No vayan a caer en la tentación de querer alterar la voluntad del pueblo este domingo; los delitos electorales ya son delitos graves, merecedores de prisión, quien intente alterar la voluntad popular tendrá que ir a la cárcel.

Consideró que las elecciones de este 18 de octubre es un ejercicio previo de lo que va a ser el 2021, donde dijo que estará en juego la continuidad del proyecto de la transformación, que arrancó por la confianza de 30 millones de mexicanos en las urnas.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.