Proceden. Personal de la Policía Federal de Caminos arribó al lugar para tomar conocimiento del siniestro. / ULISES MARTÍNEZ
Personal del cuerpo de bomberos en ambulancia y camión de rescate acudieron a donde se reportaba la volcadura

Erick Arellano García, quien se identificó como elemento activo de Fuerza Coahuila, para recibir inmediata atención solicitó vía radio apoyo después de haber volcado en el kilómetro 13 de la carretera Torreón-Saltillo, lo que activó el Código Rojo.

Cerca de las 11:00 horas de ayer, personal del cuerpo de bomberos en ambulancia y camión de rescate acudieron al kilómetro mencionado, donde se reportaba la volcadura. También se pidió una ambulancia de apoyo, por lo que llegó una unidad de la Cruz Roja.

Según informó Wendy Alejandra Rocha Rada, las tres personas que la acompañaban iban en estado de ebriedad y pasaron por ella al Ejido el Mezquite y de ahí venían a Saltillo, pero a exceso de velocidad, por lo que la combinación con el alcohol les hizo una mala jugada.

Se presume que Antonio Moyeda Álvarez —quien se fue del lugar— conducía el vehículo de Erick y en la curva perdió el control y se estrelló contra la barrera metálica de contención.

Luego del impacto el vehículo salió proyectado al carril de alta velocidad nuevamente, pero ya no estaba en su posición normal, y derrapó sobre el toldo varios metros, deteniéndose antes de llegar al arroyo central.

En el accidente también resultó lesionada Samantha Rueda, quien presentaba dolor en la cadera así como golpes en todo el cuerpo.

LA REGAÑA SU MAMÁ

Erick, al ver que la ambulancia tardaba, activó la alerta máxima informando lo ocurrido, y cuando lo hacía llegaron los cuerpos de rescate, quienes los atendieron rápidamente. El dueño del auto y Samantha estaban en estado de ebriedad, por lo que la joven fue reprimida por su madre, quien llegó al lugar para ver las condiciones de su hija.