Análisis. Los factores externos e internos pesan sobre México. ESPECIAL
Tambíen el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo vaticina un 8.7%

CDMX.- Bank of America ajustó de -8% a -10% su expectativa de caída de la economía mexicana, donde el país tendrá una recuperación con forma de “U” que dejará al Producto Interno Bruto del país por debajo del nivel previo a la pandemia de COVID-19, incluso para fines de 2021, por su parte el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ve una baja de 8.7%.

“Una recesión tan profunda terminaría con más de 1 millón de empleos formales en 2020. Los factores externos e internos pesan sobre México. Es probable que Estados Unidos tenga una recesión más profunda y una recuperación más lenta de lo que previamente habíamos estimado”, dijo la firma.

DECISIONES SON PERJUDICIALES

Según Bank of America, las decisiones de la administración siguen siendo perjudiciales para la inversión privada, donde los cambios en las reglas para la generación de energías limpias contravienen la legislación de la reforma energética y frenan la participación privada en el mercado eléctrico, consolidando la generación en la CFE.

“El cambio de la noche a la mañana en las reglas en el sector eléctrico pone en peligro la viabilidad de las inversiones privadas en curso”, dijo.

CONTRACCIÓN PROFUNDA

La firma calculó una caída de 40% en el segundo trimestre del año, comparado con el trimestre previo y hasta de 12% en cifras anualizadas en el periodo.

“Los datos para el segundo trimestre apuntan a una caída más profunda de lo que esperábamos anteriormente. En abril, la producción automotriz cayó 98% interanual, las ventas en grandes almacenes cayeron -26% interanual y los empleos formales se contrajeron -2.2%, con más de medio millón de empleos perdidos en abril”, dijo.

Por su parte, según la publicación de el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ‘Desafíos de desarrollo ante la COVID-19 en México, panorama socioeconómico’, la economía mexicana podría presentar una contracción de 8.7% en 2020.

Al respecto, Cynthia Martínez, coordinadora del proyecto de implementación de agenda 2030 subnacional del PNUD, enlistó una serie de medidas de política pública que podría ejercer el Gobierno federal para afrontar la crisis.

“Proponemos una serie de paquetes públicos, entre las que se encuentran exención de impuestos a las empresas, duplicar el monto de transferencias directas a 30 por ciento en los hogares más pobres, transferencias directas a personas desempleadas del sector formal e informal y a adultos mayores”, dijo. (Con información de El Universal y Agencias)