Abu Bakr al-Baghdadi podría estar aún escondido en la asedidada ciudad de Mosul. Foto: Especial
Fuentes oficiales kurdas que sostienen que el líder extremista está escondido y es un blanco prioritario. La fuerza contraterrorista penetró en el este de la ciudad y tomó la estación de televisión local

El líder del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS), Abu Bakr al-Baghdadi, podría estar aún escondido en la asedidada ciudad de Mosul a la cual el ejército iraquí intenta tomar desde hace dos semanas y cuyos límites traspasó ayer, según advirtieron fuentes kurdas.

Fuad Hussein, jefe de gabinete del presidente kurdo Massoud Barzani, dijo al diario británico The independent que "Baghdadi está ahí y, si lo matamos, todo el sistema de ISIS colapsará".

El extremista se mantuvo escondido en durante los últimos ocho o diez meses, precisó Hussein, pero la muerte de varios comandantes de alto rango en Siria y otros países hizo al ISIS más dependiente de su número uno.

Según el funcionario, si al-Baghdadi muere ISIS tendrá que elegir un nuevo califa en medio de la batalla, pero ningún sucesor tiene su autoridad ni su prestigio, que logró tras comandar al grupo extremista desde su surgimiento en 2013 y a través de sus campañas de conquista en 2014.

Dos semanas atrás, en el inicio de la ofensiva del ejército iraquí en alianza con los "peshmerga" kurdos y un grupo variopinto de milicias, la agencia Reuters citó reportes de inteligencia que también indicaban que al-Baghdadi estaría en Mosul y preparado para resistir.

Si bien la presencia del terrorista más buscado del mundo en la ciudad parece alimentar el optimismo por neutralizarlo, también sugiere una pelea más prolongada por el control del bastión de ISIS en Irak. "Es obvio que perderán, pero no cuánto tardaremos para que eso pase", señaló Hussein.

Al-Baghdadi es un clérigo musulmán y doctor en estudios del Corán que durante la ocupación estadounidense de Irak, comenzada en 2003, se radicalizó y creció en las filas del grupo insurgente Estado Islámico en Irak, predecesor del ISIS, del que se convirtió en líder en 2010.

En los últimos años mantuvo un perfil bajo y nunca se conoció su ubicación exacta, hasta que comenzaron a llegar reportes de que estaría en Mosul.

El martes fuerzas especiales del ejército iraquí entraron en la ciudad y dieron inicio a la fase urbana del asalto, según confirmó el corresponal de la BBC Ian Pannel.

En tanto el jefe de las operaciones conjuntas iraquíes, el teniente coronel Taleb Shagati, dijo el martes que el ejército había tomado el control de la estación de televisión local de Mosul en su avance en el distrito de Gogjali, en el este de la ciudad, según consignó la agencia EFE.

Los avances se frenaron el miércoles debido a la poca visibilidad causada por una tormenta de arena, y no se esperaban mayores movimientos en el resto del día.