Archivo
El artista opina sobre la polémica grabación de Isabel Pérez Gavilán, directora de la Escuela de Artes Plásticas, donde se le escucha decir que la escuela es una mierda

Saltillo, Coahuila.- La voz de la directora de la escuela de Artes de la UAdeC, sin consentimiento fue grabada. Dijo: «Nosotros no podemos decir esta es una escuela de mierda». 

No podemos decirlo, pensarlo quizá. Si un árbol cae en una isla donde no hubiera nadie ¿Habría sonido?

La Merda d’artista’ (1961) cuestionó un sistema, un mingitorio (1917) anunció la modernidad, Terence Koh (2007) la hizo oro. La mierda está presente, literal.

Paul Valéry en sus ‘Historias rotas’ escribió: «Lo que hace el tigre con la velocidad y la elegancia del antílope: las reduce a tigre o a excremento».

Producimos del desecho, venimos del desperdicio. Avanzamos desde la mierda de nuestra historia. Los artistas trabajamos con la mierda.

Ahora, la Rectoría investigará a la directora Pérez Gavilán por pensar en la mierda. Escribiré una deposición sobre el tema.

La actual deyección proviene de un cercano colaborador de la escuela, quien graba sin consentimiento a su jefa, acota el sentido, difunde y manipula el argumento. Un acto deshonesto que debe condenar formalmente la universidad. 

La diarrea en la Escuela de Artes viene de esta opinión, la grilla , la manipulación, los ex-directores heridos, un altar de muertos, tomar la escuela. 

Viene de una planta de maestros que somos inamovibles, sin experiencia laboral o docente, de ausencias que duran años.

No viene de la práctica del arte, de la discusión de las ideas, de la innovación, de la unidad.

Y eso señor rector, es la más pestilente de las mierdas en una institución educativa. 

Honorable rector. Académico, hombre de esfuerzo, notable memoria. Con deferencia lo invito venir a la caca, la Escuela de Artes.

Lo invito a apoyar a la directora Pérez Gavilán, una mujer de academia, de respeto en los sistemas del arte. Quítele sus obstáculos, permítale trabajar. 

O no hacer nada. Que se pudra, que gangrene, que caiga sola, que siga la mierda.

Federico Jordán (1969) es un artista visual interdisciplinario y catedrático de la Escuela de Artes Plásticas Rubén Herrera. Colabora para Vanguardia, The New Yorker, The New York Times, Harvard Business Review y muchos más (http://fjordan.com).