Foto: Especial
En San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, hace dos años un grupo delictivo le amputó las manos a seis personas, y en ese municipio el Bronco fue vitoreado por su propuesta para castigar a los políticos y servidores públicos corruptos

Por Martha Hernández Fuentes para Animal Político

El candidato independiente a la presidencia del país, Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, reiteró en Jalisco su propuesta de “mochar manos” a los que roben en el gobierno, como lo hizo en el debate presidencial del domingo 22 de abril, lo que fue aplaudido y vitoreado por los pobladores del municipio de San Pedro Tlaquepaque, donde en 2016 un grupo delictivo le amputó las manos a seis personas.

“Necesitamos ser más duros y más estrictos con los políticos corruptos, por eso mi propuesta es mocharles las manos, de que paguen lo que deben”, dijo el domingo Rodríguez Calderón.

Las palabras del Bronco fueron recibidas con aplausos, chiflidos y gritos por los asistentes del acto proselitista, que sirvió como arranque de campaña del candidato independiente a la alcaldía de Tlaquepaque, Alberto Alfaro García.

En octubre de 2016, junto a las vías del tren, en la colonia San Martín de las Flores del municipio de San Pedro Tlaquepaque, cinco hombres y una mujer estaban desangrándose porque les cortaron las manos, y junto a ellos dejaron un letrero que decía “por rateros”.

Después la Fiscalía de Jalisco informó que las investigaciones seguían varias líneas, entre ellas la presunta disputa por la región, entre bandas rivales.

En ese contexto, se le preguntó al candidato independiente por la alcaldía de Tlaquepaque, Alberto Alfaro García, su opinión sobre las declaraciones del candidato presidencial al que respalda.

“Es lo que la gente está pidiendo: castigo a los corruptos y a los rateros. Si el mensaje es violento o no, es como la gente lo quiera ver”, agregó.

El Bronco, en tanto, se fue sin conceder entrevistas.

El evento, donde hubo consumo de alcohol y música de banda en vivo, fue costeado con aportaciones de simpatizantes de Alfaro García, según informaron los organizadores.

Desde el debate presidencial, Rodríguez Calderón planteó que era necesario “mocharle la mano al que robe en el servicio público”, esto aunque un castigo de ese tipo está prohibido por la Constitución y es incompatible con tratados internacionales de los que México forma parte.

El Bronco también se pronunció en su campaña a favor de la pena de muerte para culpables de delitos como violación, homicidio y secuestro.