Así es como médicos, enfermeras, camilleros, radiólogos, personal de intendencia y pacientes del IMSS enfrentan la emergencia por la pandemia en México. Foto: Tomada de Internet
El Seguro Social reportó que, a nivel nacional, 39 de sus trabajadores han resultado positivos a Covid-19
A una semana de que México entró a la fase dos de la epidemia por el coronavirus y registra un aumento en el número de contagios, el IMSS resiente la muerte de tres empleados, un brote entre personal de su clínica de Monclova y protestas recurrentes de personal por desabasto de insumos.
 
Así es como médicos, enfermeras, camilleros, radiólogos, personal de intendencia y pacientes del IMSS enfrentan la emergencia por la pandemia en México, en donde, de acuerdo con las cifras oficiales de la Secretaría de Salud federal, ya suman 1,094 pacientes positivos, 28 fallecidos y 2,752 casos sospechosos, a sólo un mes de que se detectó al primer paciente contagiado por la enfermedad respiratoria. Y esto apenas comienza.

El Seguro Social reportó que, a nivel nacional, 39 de sus trabajadores han resultado positivos a Covid-19, y de estos, tres han fallecido.

 
De los tres casos se investiga el cómo fueron infectado. Sin embargo, hasta el momento no se ha podido comprobar que hayan contraído la enfermedad por una exposición ocupacional de su quehacer médico.
Foto: Vanguardia/Archivo

Brote en hospital del IMSS en Monclova

 
El fin de semana el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue el centro de atención de la epidemia de coronavirus en Coahuila, al demostrar que la transmisión también puede ocurrir al interior de los hospitales.
 
Contagiados en la Clínica Siete del IMSS de Monclova, ocho médicos y ocho enfermeras, una trabajadora social, dos becarios y un camillero fueron confirmados como positivos, así como un derechohabiente, operador de tráiler, quien es el único deceso hasta el momento a consecuencia de la enfermedad en el estado.
 
De tres casos contabilizados el viernes, la estadística se elevó a 21 para la noche del domingo.
 
Ayer martes, el médico Gualberto Reyes, del Hospital General No. 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Monclova, se convirtió en la segunda persona que muere a consecuencia del coronavirus COVID-19, en Coahuila.
 
Reyes falleció minutos antes de las 19:00 horas de ayer en el área de terapia intensiva de ese hospital, donde fue contagiado presuntamente por un paciente que infectó a personal médico de ese nosocomio, confirmó anoche la Secretaría de Salud del Estado.
 
En un principio, el Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que el coronavirus había llegado al hospital luego de que un médico lo contrajo en una consulta particular, pero anoche se disculpó y reconoció que los contagios comenzaron por un paciente que arribó al nosocomio y tuvo contacto con doctores y enfermeras.
 
Tras el deceso, el personal médico y de enfermería del nosocomio lamentaron el hecho y organizaron una manifestación masiva para hoy por la mañana, en la que expondrán que la situación no está siendo tomada con seriedad por las autoridades y que en los próximos 10 días podría haber más de 100 contagiados en Monclova.

“Tenemos miedo”

 
“¡Sale paciente, sale paciente!”, es el grito que se escucha en los pasillos del Hospital General de Zona (HGZ) 32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para anunciar el traslado de un enfermo sospechoso de padecer Covid-19, y a quien, en lugar de movilizarlo en una cápsula de aislamiento como las que se han visto en nosocomios de otras partes del mundo, sólo es cubierto por una sábana normal con la que el personal médico “le hace casita” para que no le caiga encima, ya que se encuentra intubado.
 
Médicos de urgencias del HGZ 32 platicaron del miedo que sienten de enfrentar la pandemia del Covid-19 sin las medidas de protección adecuadas, ya que, aunque las autoridades aseguran que les han dado el equipo necesario, la realidad es que son de mala calidad, e incluso, se han roto, lo que los deja expuestos al contagio.
 
Aunado a eso, el personal médico de este nosocomio debe enfrentar una dificultad más: desde hace dos años, el HGZ resultó dañado por el sismo del 19 de septiembre de 2017 y a la fecha, siguen hacinados en un lugar muy pequeño dentro del Hospital Regional Número 2 de Traumatología y Ortopedia, ubicado en calzada de las Bombas, en la alcaldía Coyoacán.
 
Aún así, las autoridades designaron al Hospital General de Zona (HGZ) 32 para atender a los pacientes de Covid-19.
 
Una doctora, quien accedió a hablar bajo condiciones de anonimato, señaló que hace dos semanas les avisaron que médicos de urgencias y de medicina interna (no especialistas en enfermedades respiratorias como debería de ser) serán los encargados de atender a los pacientes afectados por el coronavirus, por lo que les “acondicionaron” un consultorio denominado Triage en donde se reciben inicialmente a todos los pacientes con síntomas respiratorios
 
“Pero ese Triage respiratorio no es el sitio adecuado. Ahí deberíamos tener un área aparte para ponernos el equipo necesario y revisar a esos pacientes para no contagiarnos nosotros, (pero) nos tenemos que vestir, afuera, casi en el pasillo. Ahí los recibimos, ahí valoramos si se pueden ir a su casa a tener tratamiento o si llegan graves, ya se tienen que ingresar”, explicó.
 
Detalló que en urgencias se acondicionaron tres cubículos de paciente aislado y apenas esta semana (la anterior) se está acondicionando para que los pacientes se vayan subiendo a piso.
 

¿Qué pasará si llegan muchos pacientes y esos cubículos se vuelvan insuficientes?, se le preguntó.

 
“Es lo mismo que nosotros le hemos preguntado a nuestros jefes. Ahorita esto apenas empieza y hemos estado teniendo pacientes a diario en esos cubículos. Ha habido tres pacientes diario y salen. Pero en esta semana (la anterior) hemos visto que cada vez están aumentando los pacientes y ahorita ya se supone que están por abrir camas en piso, ya acondicionaron me parece que el tercer piso exclusivo para esos pacientes. Pero aún así, como vemos las circunstancias, no van a alcanzar esas camas”, dijo.
 
“No sabemos el número de camas. Apenas esta semana nos informaron que el hospital va a ser de referencia para los pacientes de Covid, pero todo ha sido de un día para otro”, señaló.
 
La doctora explicó que hasta el momento han atendido a tres pacientes graves quienes han necesitado el uso de ventilador mecánico (respirador), pero hay muchos otros que han sido remitidos a su casa, con vigilancia epidemiológica.
 
“Los pacientes que entran con síntomas leves, que no hay complicación, se mandan a su casa para que estén en aislamiento, en vigilancia y dependiendo del resultado que salga de sus pruebas, el servicio de epidemiología del hospital les está dando seguimiento. Los pacientes graves que han estado internados en urgencias, por ejemplo se han mandado al Hospital de Infectología de La Raza, otros se han muerto y ahorita los que van a empezar a subir a piso”, detalló.
 
Con información de Infobae y AM
Foto: Tomada de Internet

Reportan 23 protestas de personal de IMSS

La desinformación y el pánico generalizado por Covid-19 en la base trabajadora del IMSS han provocado 23 manifestaciones en dos estados, aseguró Víctor Hugo Borja, titular de prestaciones médicas del IMSS.

"Son muchas las voces dentro del Instituto que han exigido y con razón mejores condiciones para hacer frente a la incertidumbre que ha ocasionado el Covid-19.

"Reclaman lo justo: equipo de protección personal y suficiente capacitación para salvaguardar su seguridad".

Reconoció que el IMSS, al inicio de la contingencia, tuvo fallas en términos de capacitación del personal y en la entrega de insumos médicos, lo que generó desconcierto y preocupación.

"Se mejoró la compra de los insumos necesarios para el equipo de protección personal y se mejoró la capacitación".