Miguel Ángel Martínez aseguró en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán que el cártel de Sinaloa lavaba mensualmente entre ocho y nueve millones de dólares a través del sistema bancario de México

Durante el segundo día tras testificar en el juicio contra JoaquínEl Chapo” Guzmán, Miguel Ángel Martínez reveló el supuesto lavado de dinero de entre 8 y 9 millones de dólares en los primero años de la década de 1990 que el Cártel de Sinaloa hacía en bancos de México.

Martínez se describió a sí mismo como “gerente” de las operaciones de tráfico de drogas de Guzmán Loera y precisó también que, pese a que los empleados de los bancos cuestionaban los cuantiosos montos de sus depósitos, él mismo los sobornaba.

El tercer día de testimonio, el ex piloto de “El Chapo” respondió preguntas respecto a los audios grabados en el año de 1994 de conversaciones entre él y Enrique Ávalos, quien radicaba en Los Ángeles, California.

En las llamadas Martínez y Ávalos abordan los planes para encontrar un nuevo terreno para construir un túnel, así como una bodega para almacenar carros de trenes, entre otras cosas.

Las llamadas entre ambos eran difíciles de descifrar debido al lenguaje en clave utilizado, sin embargo, las aclaraciones de Martínez a las preguntas del fiscal Michael Robotti fueron fundamentales para comprender el mensaje.

Además, se reveló que en 1993 mientras Guzmán permanecía encarcelado, este continuaba emitiendo órdenes a Martínez a través de un teléfono que éste introdujo para el capo a la prisión de máxima seguridad de Almoloya.

Ángel Martinez aseguró sufrir por la falta de sueño y la ansiedad. El motivo de este nerviosismo quedó expuesto después de que el ex gerente relatara los cuatro intentos de asesinato de los que fue víctima después de su arresto en México en 1998.

En su tercer día de testimonio, este miércoles 28 en la corte federal de Brooklyn, el fiscal Robotti le preguntó si él quería testificar en el presente juicio, a lo que Martínez respondió con una negativa.

“Nunca le fallé, nunca le robé, nunca lo traicioné. Cuidé de toda su familia. Lo único que recibí de él fue cuatro intentos de homicidio a mi persona y eso sin haber dicho nada” aseveró Martínez haciendo referencia a Guzmán Loera.

Joaquín Guzmán ha estado en confinamiento solitario desde el momento de su extradición a Estados Unidos a principios del año pasado. Se ha declarado inocente de las acusaciones de acumular una fortuna multimillonaria al traficar toneladas de cocaína y otras drogas de México a un a amplia cadena de suministro que llegaba al país norteamericano.