Opinión. El ministro Arturo Zaldívar asegura que el análisis constitucional se refirió exclusivamente al uso recreativo de la mariguana para autoconsumo. / Archivo
Informa que con esto, se espera un debate que sirva para avanzar en este tema y quizá en el uso de otras sustancias

México, D.F.- Con la decisión de la SCJN, que reconoció el uso recreativo de la mariguana como parte del derecho a la libre personalidad, se espera un debate constructivo que sirva para avanzar en este tema y quizá en el uso de otras sustancias, afirma el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. 

Autor del proyecto que declaró inconstitucional la prohibición absoluta del consumo de mariguana, el ministro reconoce que la Corte está abierta a recibir más amparos relacionados con el consumo de mariguana, sin que eso signifique que vayan a resolver de la misma manera, pues se revisan casos concretos. 

Revela que la Primera Sala del máximo tribunal tiene en sus manos dos amparos relacionados con el uso medicinal de la mariguana, además de que el miércoles atrajo un juicio de garantías vinculado con una asociación religiosa que defiende el uso del peyote como parte de su culto, sin que exista una fecha determinada para la resolución de estos tres asuntos. 

En entrevista con El Universal, considera que la posición de la Presidencia de la República sobre este fallo es “madura y responsable”, ya que evita la desinformación y acepta el debate que se ha iniciado en el Poder Legislativo y la sociedad civil. 

-¿Cuál es el recibimiento que percibe de esta sentencia?- 

“Me parece que es un fallo histórico y una sentencia muy relevante de la Suprema Corte, que ha generado un debate muy interesante para ir avanzando hacia un nuevo paradigma en el tema de la mariguana y quizá de otras sustancias.

Ahora es indispensable generar los espacios adecuados en el Congreso, en el Poder Ejecutivo y con la sociedad civil para lograr un debate constructivo sobre cuál debe ser la nueva política pública en materia de mariguana, ya que con el criterio de que el autoconsumo recreativo está contenido en el derecho a la libre determinación de la persona. 

“Normalmente el avance de los derechos humanos en países como el nuestro son polémicos, pero advierto en la mayoría de los actores políticos una buena recepción en aceptar la decisión de la Corte”. 

-¿No ve por parte del Gobierno Federal un intento por minimizar este fallo histórico?- 

“No lo veo así, al contrario, el Ejecutivo federal salió con un mensaje muy claro en el sentido de que se respeta y se acata la sentencia de la Corte, pero también para tratar de explicar cuáles son los alcances del fallo para evitar desinformación de la sociedad. Estamos ante una sentencia que ampara a cuatro personas para la siembra, cosecha y transporte de mariguana, todo para autoconsumo, pero que no autoriza su comercialización ni distribución y que tiene que ejercerse sin afectar a terceros. Eso es lo que dijo el consejero jurídico y es exactamente lo que resolvió la sentencia. 

“Pero también se habló de la otra vertiente, que incluso es la más atractiva, que este nuevo paradigma constitucional del consumo de la mariguana es un nuevo parámetro de la discusión para un debate que nos permita ir arribando a nuevas políticas públicas. Más que minimizar, veo una actitud madura y responsable de acatar el fallo, de tomarlo como un incentivo para debatir, pero aclarando a la opinión pública cuáles son sus alcances para evitar malos entendidos”. 

-Hay la posibilidad de que a partir de esta resolución se presenten más amparos. ¿Está lista la Corte para seguir la discusión?- 

“Por supuesto que sí, en este y en otros temas, si llegan otros amparos los tendremos que analizar en sus méritos.

Sin ir más lejos, ayer (miércoles) atrajimos un amparo que tiene que ver con libertad religiosa y el uso del peyote; tengo entendido que hay uno o dos amparos en la Primera Sala sobre el uso medicinal de la mariguana, nosotros tenemos que seguir adelante, haciendo nuestro trabajo de extender los derechos de las personas como lo hemos venido realizando de manera muy intensa, sobre todo en los últimos años. 

“Nosotros tendríamos que analizar cualquier asunto que se nos presente, no necesariamente va a llegar a los mismos resultados, el test de proporcionalidad, el análisis constitucional se refirió exclusivamente al uso recreativo de la mariguana para autoconsumo, lo que hicimos el miércoles ni siquiera sirve para la comercialización, ésta requeriría un análisis adicional a la luz de la libertad de industria y comercio, no tocamos ese tema, no estaba planteado en el amparo. Pero, por supuesto, cualquier tema que llegue a la Corte lo tendríamos que resolver, no necesariamente resolverlo conforme a las pretensiones de quien lo promueve. 

-¿Corresponde a Cofepris fijar las cantidades de mariguana que se consideran para autoconsumo, ya que la sentencia no se pronuncia sobre este punto?- 

“Nosotros no fijamos cantidades porque tal y como estaba planteado el asunto no era posible, lo que sí planteamos fue un concepto: aquello que sea necesario para su autoconsumo personal, y aquí tendrá que haber cierta razonabilidad, nos parece que si encontramos a una persona con un camión de mariguana o con una hectárea sembrada, eso no es autoconsumo. Es más sano en materia de derechos, darles flexibilidad a estos conceptos que acotarlos con cantidades que hoy nos pueden parecer bien y mañana no”.