En los últimos años, se han registrado casos de feminicidas seriales que han alarmado a la sociedad por la brutalidad de sus crímenes. Foto: Tomada de Internet
Las aterradoras confesiones de los feminicidas más sanginarios de los últimos años, que han conmocionado a la sociedad mexicana

Los brutales asesinatos de Ingrid y la pequeña Fátima  encendieron la rabia que se manifiesta en la sociedad mexicana. Crecen los asesinatos de mujeres. En 2019 México se ubicó como el primer país en feminicidios de entre 24 países de América Latina, el Caribe y España. Rebasó a Brasil que había ocupado el primer lugar.

Una de cada 4 mujeres mayores de 15 años ha sufrido agresiones físicas o sexuales de su pareja; 89% no presentan denuncia ante las autoridades, 1 de cada 5 se quedó callada por miedo a las consecuencias, 1 de cada 4 no sabía dónde y cómo denunciar, desconfiaba de las autoridades o ignoraba que existían leyes para sancionar la violencia en el hogar. 

En los últimos años, se han registrado casos de feminicidas seriales que han alarmado a la sociedad por la brutalidad de sus crímenes.

Aquí te presentamos a los feminicidas más sanguinarios y sus atroces crímenes: 

 

 

Foto: Tomada de Internet

"El monstruo de Ecatepec", el asesino de 20 mujeres que vendía los restos de sus víctimas

Datos de la Fiscalía General de Justicia de la entidad señalan que Juan Carlos se dedicó a cazar a sus víctimas junto con su pareja -identificada como Patricia- durante seis años.

No se sabe a cuántas asesinó. Cuando fue detenido confesó el homicidio de 20 mujeres, pero los investigadores creen que pueden ser más.

"Da cuenta de manera detallada y específica es de diez casos cuando menos", le dijo el fiscal Alejandro Gómez Sánchez a Televisa.

En Facebook, llamado "Juan Carlos HB HB", presumía ser originario de Lázaro Cárdenas, Michoacán y de haber estudiado en la Universidad CNCI, detalles que bien podrían ser inventados por el asesino serial.

De foto de perfil Juan Carlos tenía una imagen de Charly Brown y Snoopy, en ella el primero le decía al segundo: "Un día nos vamos a morir, Snoopy", mientras el perro le respondía "Cierto, Charly, pero los demás días, no".

La santa muerte es una imagen constante en la red social del "Monstruo de Ecatepec", la utilizaba para foto de portada y hasta para foto de perfil.  

El comportamiento del "Monstruo de Ecatepec" en redes coincide con su perfil psicológico dado a conocer por Alejandro Jaime Gómez Sánchez, titular de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

Juan Carlos tiene un trastorno mental de tipo psicótico y un trastorno de personalidad, sin embargo, puede distinguir del bien y del mal.

Los problemas psicológicos del "Monstruo de Ecatepec" se deben a la dura infancia y el maltrato que sufrió bajo el yugo de su madre.

Su madre lo vestía de mujer cuando era niño y lo obligaba a ver cuando ella tenía relaciones sexuales con diferentes parejas.

Juan Carlos asesinaba a las mujeres que eran enganchadas por su pareja Patricia, luego abusaba sexualmente de los cuerpos.

Ambos las descuartizaban y se deshacían de los restos, unos los tiraban a lotes baldíos o los escondían en cubetas repletas de cemento, otras las vendían a un sujeto con el que se encontraba en una estación del Mexibús.

El "Monstruo de Ecatepec" habría comenzado a matar mujeres desde el 2012, con alrededor de 20 feminicidios, sería uno de los mayores asesinos seriales de los últimos años en México.  

'Mientras siga en la tierra haré todo el daño que pueda'


En redes sociales circula el  video que fue tomado durante las declaraciones de Juan Carlos "N", mejor conocido como El Monstruo de Ecatepec, ante autoridades ministeriales del Estado de México y en el que confiesa las razones que lo llevaron a cometer al menos 20 feminicidios.

Durante la entrevista asegura que hay una voz en su cabeza que lo hizo cometer los crímenes, así como una necesidad, "prefiero que mis perritos coman carne de estas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno”, y asegura que si sale de la cárcel seguirá matando mujeres.

"Mientras yo siga aquí en la tierra voy a seguir haciendo todo el daño que yo pueda, y divirtiéndome de ese daño", dice tras hablar sobre el asesinato de una mujer llamada Mónica, con quien presuntamente sostuvo una relación que terminó mal.

Cuando le preguntan si ha recibido asistencia psicológica, responde que él está bien de su cabeza y que lo único que hace es limpiar al mundo de "suciedad".

También cuenta cómo su mamá lo dejaba encargado siempre con una mujer cuando era niño, misma que abusaba de él sexualmente; además de que él fue testigo de cuando su madre tenía relaciones sexuales con otros hombres.

El médico lo interroga sobre el accidente que sufrió cuando era niño, en el que cayó por una escalera dos pisos y perdió el conocimiento, "quien sabe si el cerebro se inflamó", se cuestiona.

En sus declaraciones relata como conoció a su esposa Patricia, a quien también tenía planeado matar, sin embargo, ella "me hizo la noche, me alivianó"; asimismo habla de sus relaciones amorosas desde los 22 años y su experiencia con las drogas, entre las que ha probado la marihuana y la cocaina.

Antecedentes 

Juan Carlos fue detenido junto a su esposa Patricia el pasado 5 de octubre en Ecatepec, Estado de México, entonces señalados por la muerte de al menos 10 mujeres.

El domingo 7 de octubre, la Fiscalía General de Estado dio a conocer que en sus declaraciones había confesado el asesinato de 20 mujeres, a las cuales descuartizaba y cuyos huesos se los daba de comer a los perros.

Ese mismo día vecinos de Ecatepec salieron a las calles del municipio vestidos de blanco para exigir a las autoridades poner alto a los feminicidios en la entidad.

Foto: Tomada de Internet

"El Coqueto" admite que violó y asesinó a seis jovencitas

César Armando Librado Legorreta, "El Coqueto", admitió en un audiencia de 11 horas que golpeó, violó, asesinó y robó a seis jóvenes pasajeras.

Cinco de los seis feminicidios los realizó en el microbús 712TL066 de la Ruta 2 que corre del Metro Chapultepec a Valle Dorado, entre el 26 de noviembre de 2011 y el 12 de enero del presente año.

El sexto feminicidio se registró el 13 julio de 2011.

LAS VICTIMAS

Entre bostezos e indiferencia, "El Coqueto" escuchó y ratificó los relatos de los homicidios.

Dayana, una joven de 23 años y madre soltera de dos niños; Blanca Elia, una abogada de 28 años que trabajaba en un albergue para mujeres maltratadas; Eva Cecilia, una jovencita de 16 años estudiante de Bachilleres Satélite; Fernanda de 20 años, quien nunca llegó a La Chilanguita de Satélite; Paty, una cocinera que subió en Chapultepec y cuyos tres pequeños hijos esperaron por tres días a su mami antes de saber que estaba muerta.

Además de una jovencita que fue sepultada en la fosa común como desconocida, de cabello lacio negro y ojos cafés, de 1.50 de estatura.

 

Foto: Tomada de Internet

El Monstruo de Toluca, asesino a 4 mujeres

Óscar García Guzmán, de 28 años de edad y apodado el "Monstruo de Toluca" por el caso de los "Monstruos de Ecatepec", es uno de los feminicidas de este 2019, quien en sus confesiones aseguró haber matado por lo menos a seis personas, cuatro mujeres y dos hombres, entre quienes se cuenta a su padre.

Tras ser detectado como un sospechoso por la desaparición de una chica, Óscar se dio a la fuga y en un cateo en su domicilio, ubicado en Toluca, se hallaron los cuerpos de tres mujeres a quienes habría privado de la vida.

A través de sus redes sociales el "Monstruo de Toluca" se dio a conocer como un experto en Krav Maga, un sistema de defensa personal militar letal usado por el Ejército Israelí con el que se presume privó de la vida a las chicas.

Óscar es un joven de 28 años de edad; de complexión delgada y estatura de 1.70 metros; tez blanca, cabello corto tipo militar, ojos y boca medianos, labios delgados y gusta de artes de combate y la violencia.

Si quieres aprender a matar, no hay nada mejor que el Krav Maga”, escribió Óscar en su cuenta de Facebook.

Tras darse a la fuga, en confesiones que hizo en redes sociales, el "Monstruo de Toluca" dijo que el nombre de sus seis víctimas estaba escrito en un cuaderno en su casa y que seguiría asesinando hasta que le garantizarán el bienestar de sus mascotas, aseguradas en el cateo a su domicilio.

Óscar se burló de las autoridades e incluso, dijo que les haría un mapa para que lo encontraran: “Para atrapar a un asesino serial, debes pensar como uno”, escribió en sus redes, a través de las que se presume, finalmente haberlo atrapado.

La llamada

“¿Cómo estás, hijo?”, le pregunta su madre a Óscar al comienzo de la llamada. “Pues…yo no importo. Oye,¿mis mascotas? […] Yo nomás quería que mis mascotas estuvieran bien. Si mis mascotas están chidas, de mí que se lo que sea”, responde.

Después, García Guzmán acepta que, lo que dijo al detective cuando se entregó “sí es neta, para qué te miento, para qué te echo choro. Sí, yo maté a papá…yo maté a la hermana de tu novio, o sea, sí me la estoy pasando gacho, pero es lo que es. Soy un asesino, tampoco es para que me la esté pasando chido”.

Por otra parte, ante la preocupación de su madre por su seguridad dentro de la prisión, le pide que si llega a enterarse que algo le pasó, esté “tranquila, tú ni me entierres, ya que sea de mí lo que sea, ¿va?”.

“Tú chida…Y aparte, yo no quería, ya ves que me contaste que los fueron a levantar para buscarme y todo, ya no quería que tuvieran broncas por mí, y menos tú. Entonces, era eso. Nomás quería saber si ya estás bien, si ya no los acosan”.

Tras cerciorarse que su madre se encuentra bien, a la conversación vuelve al tema de sus mascotas. “¿Quién es la de los perros?, ¿mis perros quién los tiene?”, pregunta.

La mujer le da detalles de sus mascotas y después vuelve a preguntarle si no lo han golpeado y le manifiesta que conocerá a una abogada “para presentarme y para ver qué vamos a platicara, para ver cómo van a tramitar las visitas”.

“¿Golpeado? ¡No! Y si me golpean no te preocupes, no pasa nada. Si te llegan a decir que se suicidó en la celda, no pasa nada. Si te llegan a decir que lo descuartizaron, no pasa nada […] Es lo que puede pasar aquí y lo acepto”, contesta tranquilamente.

“¿Estás en una celda, estás con todos o estás solo?”, agrega su madre. “Ahorita en el proceso estoy solo. Pero tarde o temprano que me van a mandar donde están todos, y ahí sí voy a saber lo que es bueno. Pero no me importa. tú no te preocupes, tú sigue con tu vida. Tampoco te voy a decir que me arrepiento. No. Nadie me va a quitar lo que hice, no a golpes”, detalla.

Pide gel

“El Monstruo de Toluca” aprovechó la llamada con su madre para pedirle cosas de higiene personal, como gel, porque en las audiencias se de la porquería.

“(Podrías traer) papel de baño, jabón, champú, cepillo de dientes, gel, que en las audiencias me veo de la porquería; cremas, ese tipo de cosas”.

Mientras que de ropa pide, un “pants azul, chamarra azul que no tenga cuerda, y no sé si me puedas comprar unos tenis que no tengan agujetas… unos calzones, un par de todo, es lo que necesito, mi existencia no necesita más”.

Entre sus peticiones, volvió a subrayar a su madre que “en serio no quiero que vengas a verme seguido… mira, me la van a dejar caer bonito, ahorita nada más me están sentenciando por lo de Jessica, pero ya me están investigando las cinco anteriores, entonces (se ríe), no, eh, no, de aquí ya no salgo, en ataúd nada más…”.