Estable. El alza en la tasa de interés del Banxico y el anuncio de su plan de coberturas cambiarias por hasta 20 mmdd le han brindado un alivio al peso. / Archivo
Pese a su ‘primavera’, la moneda está al pendiente de las políticas inconclusas de Trump, que aún son una amenaza

CDMX.- Las monedas de mercados emergentes, en particular el peso mexicano, están de fiesta. En el caso de México los temores de las amenazas por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se han atenuado aunque sea momentáneamente.

En lo que va de 2017, el peso acumula una ganancia total (considerando la tasa de interés) de 12.59%, con lo que lidera los rendimientos de las monedas emergentes, seguida por el peso argentino y el rublo ruso que ganan 10.88 y 10.70%, respectivamente, de acuerdo con datos de Bloomberg.

“Mantenemos nuestra visión positiva para el peso dado su alto rendimiento real y su relativa subvaluación. El sentimiento bajista hacia el peso en el inicio de la elección del presidente Trump parece haberse revertido. Además, el endurecimiento de la política monetaria del Banxico continuará apoyando los diferenciales reales entre el rendimiento con EU, incluso mientras la FED eleva las tasas” dice la firma BMI Research.

El aumento en la tasa de interés del Banxico y el anuncio de su programa de coberturas cambiarias por hasta 20 mil mdd le han brindado un alivio al peso aunado a que los mercados ya no le creen tanto a las amenazas de Trump, en especial después del fracaso de la aprobación de su reforma de salud por el Congreso.

De esta manera el tipo de cambio se cotiza en 18.78 pesos por divisa estadounidense, lejos de los 20.82 en los que cerró 2016.

RIESGOS PERSISTEN
No obstante, aún es muy pronto para que el peso cante victoria ya que el riesgo que representa Trump aún no se desvanece del todo, apenas el martes, Trump se reunió con varios CEO´s de empresas y les aseguró que la renegociación del TLCAN tendrá gratas sorpresas.

El magnate también aseguró que reducirá los impuestos a las empresas y eliminará las regulaciones ineficientes a Wall Street, algo que no es muy conveniente para México, ya que una reducción de impuestos corporativos en EU dará incentivos para que las inversiones se trasladen a ese País y México no tiene espacio fiscal para responder con las mismas medidas.

Además, no hay que olvidar que es muy probable que la renegociación del TLCAN empiece este año, lo que aumentará la incertidumbre, aunado a que el proceso electoral para elegir a un nuevo Presidente en México iniciará en 2018.

De acuerdo con Carlos Capistrán, economista en jefe para México de BofA Merrill Lynch Global Research, el peso seguirá siendo el principal amortiguador de choques en México. 

Divisas recuperan su brillo en 2017 (Ganancias %).-
> Peso mexicano: 12.59
> Peso argentino: 10.88
> Rublo:10.70
> Real: 6.47
> Peso colombiano: 6.29
> Won (Surcorea): 6.08
> Dólar taiwanés: 5.80
> Libra Esterlina:  1.48
> Franco suizo: 1.20
> Euro: 0.89
> Dólar (EU): 0.37
> Lira turca: -0.80
(Fuente; Bloomberg)

Con información de Expansión/El Economista