Foto: Tomada de Internet
La moneda mexicana cae este lunes 1.36%, en su mayor retroceso desde el 20 de noviembre de 2018, como respuesta a la demanda del billete verde como activo de refugio a nivel global

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso mexicano sucumbió en el arranque de la semana ante un dólar que avanzó prácticamente con respecto a todas las divisas más negociadas en el mundo.

El dólar se demandó como activo de refugio ante la incertidumbre del giro que podrían tomar, en esta semana, una trilogía de factores compuesta por las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, las discusiones en el Parlamento de Gran Bretaña en torno al Brexit y las pláticas encaminadas a evitar un nuevo cierre parcial del Gobierno estadounidense.

El Banco de México (Banxico) informó que dólar interbancario cerró este lunes en 19.3235 unidades. En el día, el peso perdió 25.95 centavos, equivalente a 1.36 por ciento. Esta variación representa para la moneda mexicana su peor desempeño desde el 20 de noviembre de 2018.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 19.60 unidades, cifra mayor a las 19.35 unidades reportadas el viernes como cierre por Citibanamex.

El tipo de cambio del peso con el dólar alcanzó este lunes un máximo en 19.3291 unidades, mientras que el mínimo se reportó en 19.0742 unidades, en el mercado de mayoreo.

Durante esta jornada, de las 31 divisas más negociadas a nivel global, el dólar avanzó con 30 monedas y solamente perdió frente a la rupia india.

El peso mexicano fue la segunda moneda con el peor desempeño, detrás del rand sudafricano.

Los catalizadores principales del retroceso de la moneda mexicana fueron el fortalecimiento del dólar en el mercado internacional y la debilidad observada en los precios del petróleo.

El índice que mide el desempeño del billete verde frente a una canasta de diez divisas avanza 0.54 por ciento, con lo que alcanza un nivel no visto desde el pasado 2 de enero, además de hilar su octava sesión consecutiva con ganancias.

En otro frente, se observa un comportamiento débil en el mercado petrolero, situación que contribuyó también a la venta de la moneda mexicana.

El precio del crudo tipo West Texas cae 0.36 por ciento a 52.55 dólares por barril, mientras que el tipo Brent resta 0.72 por ciento, para cotizarse en 61.65 dólares.

En lo interno, destaca que en la subasta para renovar el vencimiento de coberturas cambiarias, a un plazo de 91 días, la demanda fue de 910 millones de dólares, superior en 9.1 veces a los 100 millones ofrecidos.

La producción industrial en México extiende su letargo, al subir un preocupante 0.1 por ciento en 2018. El pobre desempeño se observa en prácticamente todos los rubros que la componen.

Un tipo de cambio demasiado fuerte no favorece a la recuperación de la actividad industrial, particularmente en las manufacturas, las cuales están mas vinculadas al sector exportador.

El tipo de cambio presenta un soporte en 18.88 unidades en el mercado de mayoreo. En tanto, la resistencia se ubica en 19.25 unidades.