Foto: Héctor García
El tricolor debe volver a sus principios, a defender las causas nacionales y a los pobres, para reponerse de la derrota, afirma el exgobernador de Oaxaca

Ulises Ruíz Ortiz, exgobernador de Oaxaca y aspirante a la dirigencia nacional del PRI, asegura que el partido está en su peor momento, secuestrado por un grupo de personas lideradas por Enrique Peña Nieto y se rehúsan al cambio que podría salvar al tricolor de 89 años de vida.

Al realizar una gira por la nación donde ha visitado los estados de Puebla, Veracruz, Chiapas, Baja California y ahora Coahuila, acudió a VANGUARDIA donde enfatizó en la crisis que atraviesa el Revolucionario Institucional (PRI).

De haberse fundado como un partido de centro izquierda, defensor de las causas nacionales y de los pobres del País, el PRI se ha convertido en una organización más “derecha” que el mismo Partido Acción Nacional (PAN), a opinión del priista que asegura se deben de recuperar los principios, así como la militancia.

El PRI abandonó se lucha y se va más a la defensa de privilegios, a la defensa de los menos y obviamente la gente lo anota, lo bota y el resultado es contundente”
Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca

Entre sus peticiones al Comité Ejecutivo Nacional tiene como prioridad un proceso democrático que pueda generar confianza a las diferentes expresiones del PRI, donde la militancia elija a su representante, desde el nivel local al nivel nacional; desde la perspectiva de Ruiz Ortiz actualmente ningún integrante del CEN tiene legitimidad para conducir esta transición.

Se eligió a Claudia –actual presidenta nacional del PRI– lo hicieron conforme a los estatutos, pero está electa, no hay secretario general del PRI, no ha decidido el presidente Peña quien va pero seguramente enviará a alguien”.

Tras las pésimas condiciones en las que quedó el PRI en la ultima elección federal, el partido requiere de un dirigente con fuerza, apoyado por los seguidores, por la asamblea nacional y no por el grupo de obsesionados con el poder donde incluye al presidente de la República, a Enrique Ochoa Reza, René Juárez, Claudia Ruiz Massieu, Vanessa Arroyo que es externa y a todos los que se quedaron con las candidaturas plurinominales y fueron parte de la derrota aunado al rechazo del 80 por ciento de las políticas públicas.

Foto: Héctor García

“Hay que convocar a la asamblea nacional, donde revisará al PRI en todo lo que tiene que ver en sus estatutos con los procesos internos, ideología, causas nacionales, en los colores en el nombre, todo entra a revisión, la asamblea nacional entra en dificultades de modificar en todo lo que tenga que hacerse al partido”.

REGRESAR A LA MISIÓN
El objetivo del exgobernador de Oaxaca es devolver al partido su misión, dejando de lado la cultura de línea que lo llevo a su rechazo en este 2018, donde el principal responsable para él es el presidente de la República, que continuó con sus actos de imposición.

Sobre el exaspirante del tricolor, José Meade, señaló: “Un candidato que no era militante del partido y existían siete aspirantes del PRI que tenían todas las posibilidades y pudieron ser competitivos en la elección, pero fueron desplazados”

“El PRI abandonó se lucha y se va más a la defensa de privilegios, a la defensa de los menos y obviamente la gente lo anota, lo bota y el resultado es contundente”.

Sobre todo por los últimos seis años donde ha habido prácticas más anquilosadas, una soberbia y desplazamiento por el grupo que representa el presidente Peña”
Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca

COAHUILA, UN ESTADO PRIISTA
Para el mes de febrero cuando se abre la convocatoria del CEN a los aspirantes de la dirigencia nacional, planea hacer una refundación del partido para posicionarlo como un partido importante y con apoyo de Coahuila, que a excepción del País, registró apoyo hacia el tricolor a comparación de las entidades donde arrasó Morena.

“Si continúan con estas prácticas, el PRI tiende a desaparecer o a ser un partidito satélite dentro del ambiente nacional y eso nosotros no lo vamos a permitir, les molesta la autocrítica, que se señalen como culpables, desde hace dos años”.

CULPA A PEÑA NIETO
El fin es no satanizar al Revolucionario Institucional, sino hacer compromisos con la militancia para cambiar la forma de hacer política y salvarlo de quienes le han tenido secuestrado por varios años, “pero sobre todo por los últimos seis años donde ha habido prácticas más anquilosadas, una soberbia y desplazamiento por el grupo que representa el presidente Peña”.

Archivo
Hoy en las peores condiciones del PRI desde su fundación, en la derrota más grande, es la mejor oportunidad de construir un partido de militantes y simpatizantes”
Ulises Ruiz, exgobernador de Oaxaca

Destacó que el actual presidente de México originó “la generación de la vergüenza” una forma de gobernar que ha desprestigiado al partido y que ha generado el rechazo en la población; en esta agrupación se incluye a Cesar Duarte, Javier Duarte de Ochoa y Roberto Borge Angulo.

‘HORA DE QUE MILITANTES DECIDAN EL RUMBO’
Respecto al desempeño de Rubén Moreira como secretario general, opinó que no tuvo responsabilidad en la derrota del proceso electoral del 1 de julio, pues tuvo a su cargo un programa nacional, pero en el PRI no es culpa de un solo hombre, pues no hubo una estrategia.

“El de organización, el de gestión a todos se debieron haber mandado a coordinar los programas de activismo que era el programa que tenía Rubén, no se puede señalar”.

En los próximos días, Ulises Ruíz continúa su gira, recorrerá Tabasco y otros estados de la República donde convoca a los militantes del PRI a unirse por ser el momento más difícil, donde se quitarán la cultura de la línea que se maneja desde hace años y pesa a la organización.

“Hoy en las peores condiciones del PRI desde su fundación, en la derrota más grande, es la mejor oportunidad de construir un partido de militantes y simpatizantes, la paradoja es que en el peor momento tenemos el mejor momento de un partido real, donde los militantes decidan el rumbo” concluyó.

LOS QUE SE FUERON PUEDEN VOLVER
>  Los militantes y seguidores se fueron a Morena porque el mismo PRI los corrió, pero está la puerta abierta y pueden reincorporarse, afirmó Ulises Ruiz y agregó que se iniciará un cambio para atraer a los priistas y expriistas e incluso ciudadanos en general.