La publicación de declaraciones políticas en nombre de Kim Yo-jong subraya su papel central en el régimen. Foto: Tomada de Internet
Tras la enfermedad del líder, Kim Yo-jong se ha convertido en una de las figuras más importantes del régimen y es la persona en la que él más confía

Desde que representó a Kim Jong-un en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 en Pyeongchang, Corea del Sur, Kim Yo-jong no solo ha adquirido títulos prestigiosos dentro del partido de los Trabajadores que gobierna el país, sino que se ha convertido en la figura más importante del régimen de Corea del Norte después de su hermano.

Se rumora que ella es el cerebro detrás de la imagen pública cuidadosamente construida de Kim, en Corea y en el extranjero. A cambio, ella disfruta de la absoluta confianza de su hermano, un líder capaz de ordenar la ejecución de su propio tío por presunta traición.

Recientemente, la poderosa hermana menor del dictador norcoreano Kim Jong-un ha sido reincorporada a un organismo clave de toma de decisiones, según confirmó la propaganda del régimen comunista, lo que marca su ascenso en la aislada nación.

Kim Yo-jong, una de las asesores más cercanos a su hermano, fue reelegida como miembro suplente del Buró Político del Comité Central en una reorganización de altos funcionarios, reportó la Agencia Central de Noticias de Corea. La reunión para decidir el nombramiento fue presidida por el propio Kim Jong-un, añadió la agencia estatal.

Los analistas especulan que Kim Yo-jong fue destituida del cargo el año pasado tras el colapso de una segunda cumbre entre su hermano y el presidente de EEUU, Donald Trump, en Hanoi. “La restauración es parte del reciente ascenso de Kim Yo-jong dentro de la jerarquía del Norte”, explicó Ahn Chan-il, un desertor e investigador norcoreano en Seúl.

El mes pasado, hizo su primera declaración pública, en la que acusó al Sur de ser un "perro ladrando asustado" después de que Seúl protestara contra un ejercicio militar de fuego real en el Norte. Y en marzo, elogió públicamente a Donald Trump por enviarle una carta a Kim en la que el líder de EU señalaba que esperaba mantener buenas relaciones bilaterales y le ofrecía ayuda para enfrentar la pandemia de coronavirus.

La publicación de declaraciones políticas en nombre de Kim Yo-jong subraya su papel central en el régimen, según las palabras de Youngshik Bong, investigadora del Instituto de Estudios de Corea del Norte de la Universidad de Yonsei en Seúl, al británico The Guardian. "Es revelador que Kim Jong-un le haya permitido escribir y anunciar una declaración mordaz sobre Corea del Sur en un tono tan personal", dice Bong. "Está claramente listo para permitir que su hermana se convierta en su alter ego".

Yo-jong, que acompañó a Kim a sus dos cumbres con Trump, habría pagado un precio alto cuando su diplomacia nuclear sufrió un revés. Durante un año la hermana del líder coreano estuvo apartada del Politburó y se le recomendó que mantuviera un perfil bajo, tras el fracaso de la cumbre de desnuclearización de Hanói. El fin de semana pasado, Yo -Jong fue reincorporada al poderoso órgano del partido, según la Agencia de Noticias Central de Corea.

A nivel internacional, Yo-jong ha sido una presencia visible en todo el proceso diplomático de alto riesgo del régimen con Washington y Seúl. En Corea del Norte, ha desempeñado el papel de propagandista en jefe, puliendo la reputación de Kim como jefe de la dinastía que ha gobernado el país durante tres generaciones.

"Ella tiene acceso directo y una fuerte influencia en Kim Jong-un", señala Leonid Petrov, especialista en Corea del Norte y profesora titular en el International College of Management en Sydney. "No está asociada con sus purgas o juicios militares, pero sabe todo sobre ellas. Es una figura política de confianza que ayuda a Kim a mantener una imagen pública positiva cuando trata con extranjeros o surcoreanos".
 
Kim Yo-jong. Foto: Tomada de Internet
Se piensa que Yo-jong es cuatro años menor que su hermano, y no ha aparecido públicamente hasta 2010, cuando fue fotografiada asistiendo a una fiesta. Al año siguiente, ya era una presencia habitual en el séquito de su padre Kim Jong-il, y fue vista llorando tras su muerte a finales de 2011.

Pero los expertos señalan que su viaje al corazón del régimen de Corea del Norte podría haber comenzado a finales de la década de noventa, cuando asistió a la escuela primaria en Berna, Suiza, al mismo tiempo que Kim Jong-un, con quien compartía casa, atendida por personal privado y vigilada por guardaespaldas, según North Korea Leadership Watch.

"Estaban prácticamente en el exilio juntos, ambos sabían lo que les depararía el futuro", explica Bong. "Deben haber adquirido una tremenda sensación de tener un destino común y, como resultado, ella se ha ganado la confianza incondicional de su hermano".

Poco se sabe sobre la vida de Yo-jong, además de que se graduó en informática, en la Universidad Kim Il-sung en Pyongyang. Se dice que participó en la organización de la sucesión de su hermano como líder supremo después de que Kim Jong-il sufriera dos ataques al corazón en 2008, pero no fue mencionada por los medios estatales de Corea del Norte hasta marzo de 2014, cuando acompañó a su hermano en las elecciones para el Pueblo Supremo Montaje.

Su hermano, el dictador norcoreano Kim Jong-Un se encontraría en un grave estado de salud tras sufrir complicaciones en una cirugía, reportó este lunes la cadena CNN, que citó a un funcionario estadounidense con conocimiento directo de la situación para fundamentar la aserción.

Sin embargo, destaca, ella nunca adoptaría el papel de líder si algo le sucediera a su hermano. "Kim Yo-jong sabe cómo suavizar las iniciativas de Kim Jong-un y fortalecer su poder... pero no reemplazará a la persona que toma las decisiones. Corea del Norte es un país confuciano donde se respeta la antigüedad y la masculinidad. Kim Yo-jong es la aliada más confiable de Kim, pero no más que eso".

Con información de El Español e Infobae