Tanto el PAN como el PRI han pedido detener las agresiones contra los gobernadores, advirtiendo que este clima de encono no beneficia a nadie
Foto: Tomada de Internet

Luego de que el fin de semana en Hermosillo, Sonora circulara un documento atribuido a Morena donde se da instrucciones para que los asistentes a los eventos presidenciales abucheen a los gobernadores y aplaudan al presidente.

El gobierno federal desmentido el uso de este documento, incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que las agresiones fueran instrumentadas por su gobierno o por Morena.

Por ello, el mandatario dijo que buscará una forma de establecer comunicación con los gobernadores a fin de no exponer a nadie durante sus eventos en plazas públicas.

Ante esta situación, el PAN exigió respeto a los funcionarios y calificó los eventos presidenciales como una "celada" para los gobernadores, mientras que el PRI pidió aclarar la autenticidad del documento y detener las agresiones contra los funcionarios.

En La Silla Rota te presentamos un listado de los gobernadores que han sido abucheados durante los eventos del presidente López Obrador en sus 100 días de gobierno.

El primero encabezar las rechiflas de los ciudadanos fue el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, el pasado 8 de diciembre cuando López Obrador realizó una gira de trabajo.

El 18 de diciembre durante la presentación del programa de Universidades para el Bienestar "Benito Juárez", Omar Fayad, gobernador de Hidalgo, fue rechazado por su gente y solo una pequeña minoría de los asistentes al evento le mostró su apoyo.

En esa ocasión el gobernador priista, descartó que el presidente o la dirigencia nacional de Morena estuvieran detrás de las rechiflas.

 

 

Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca fue abucheado durante su discurso tras la presentación del Programa Nacional de los Pueblos Indígenas, el 21 de diciembre.

 

 

El 3 de enero durante la inauguración de la nueva sede del IMSS en Morelia, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles fue objeto de protestas y silbidos.

 

 

Otro gobernante que no se ha salvado de la oleada de abucheos, es Alfredo del Mazo, quien durante la presentación de la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores en Chalco, Estado de México, fue objeto de consignas e incluso en esa ocasión el presidente tuvo que intervenir en "defensa" del gobernador, ya que los asistentes no dejaban de gritar consignas y López Obrador, dijo que la campaña ya había quedado atrás.

 

 

También es de resaltar el caso de Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, quien además de ser abucheado el 11 de enero en Tlapa de Comonfort, se vio obligado a recortar su discurso.

 

 

Ante esto, Astudillo, acusó al delegado federal en la entidad, Pablo Sandoval Ballesteros, de ser "promotor del odio" y dijo que no volvería a asistir a ningún evento de López Obrador; posteriormente, el mandatario se disculpó por lo sucedido y le pidió seguir trabajando juntos.

Los gobernadores de Coahuila, Miguel Riquelme y de Zacatecas, Alejandro Tello también han sido abucheados.

El 31 de enero el gobernador de Tlaxcala, Antonio Mena, fue agredido verbalmente, con el grito generalizado de "fuera Marco", así demostraron el rechazo y el repudio que le tiene la gente al gobernador priista Mena Rodríguez.

 

 

Los abucheos y los chiflidos duraron más de un minuto, mientras el semblante del gobernador cambiaba de alegre a molesto en su discurso de bienvenida al presidente López Obrador.

Ante el clima de repudio el mandatario federal tuvo que intervenir para pedir al público le dedicaran un aplauso al ya desgastado gobernador.

A la lista de los abucheados también se suman los mandatarios estatales de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras; de Quintana Roo, Carlos Joaquín y de Sinaloa, Quirino Ordaz.

Además, de Javier Corral, gobernador panista de Chihuahua, quien decidió no volver a acompañar a López Obrador en actos públicos.

 

 

Los últimos casos de abucheos se registraron este pasado fin de semana, el primero en Sonora, con la mandataria priista, Claudia Pavlovich, que en tres ocasiones recibió rechiflas durante la visita de Andrés Manuel López Obrador, por lo que el presidente pidió calmar los ánimos con un llamado a la unidad y reconciliación.

 

 

Mientras que el domingo de gira de trabajo por Baja California Sur, en la entrega de los Programas Federales en Cabo San Lucas, cientos de personas y simpatizantes de la Comisión de Trabajadores y Empleados de México, así como transportistas y taxistas, abuchearon al gobernador Carlos Mendoza Davis.

El primer abucheo se registró al  ingresar al estadio de Béisbol de la unidad deportiva Leonardo Gastélum  donde se escucharon consignas como "Fuera Mendoza", "Que lo saquen".

 

 

Los manifestantes no dejaron de gritar durante el discurso que pronunció el gobernador incluso dijo:

 


''Pido respeto para la presencia del señor presidente".

 

 

Después de casi 20 minutos el gobernador se despidió y el presidente tomó la palabra.

Tras concluir el evento, Mendoza Davis repudió en redes sociales la actitud de los asistentes al evento.

 

 

 

Hasta el momento, el único gobernador que se ha salvado de las rechiflas es el panista, José Rosas Aispuro, quien se congratuló de no haber sido objeto de las consignas, pero reconoció que hay preocupación y advirtió que ese clima de encono no beneficia a nadie.

Sin embargo, este martes durante una gira de trabajo del presidente López Obrador, el gobernador de Colima, Ignacio Peralta denunció que los abucheos contra los mandatarios locales ya son parte del protocolo de los actos del mandatario.

La Silla Rota

Noticias, análisis y periodismo digital independiente sobre política, esfera pública, nación y mundo.

Portal: La Silla Rota