En dicho mes, 9 de las 21 industrias del sector reportaron disminución en su personal. Los mayores 'recortes' estuvieron en la fábrica de muebles, colchones y persianas, de acuerdo con datos del Inegi

El personal ocupado de la industria manufacturera del país reportó una variación de 1.13 por ciento anual durante abril, lo que representó su menor nivel de crecimiento desde febrero de 2010, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM), la tasa de personal ocupado comenzó a desacelerar desde enero del presente año, al acumular cuatro meses consecutivos con menores tasas de crecimiento.

La desaceleración de empleos se observó en mayor magnitud en los trabajadores que se desempeñan como obreros, al reportar un incremento de 1.21 por ciento anual (su menor nivel en casi 9 años), mientras que el número de empleados (generalmente personal administrativo) creció 2.82 por ciento anual.

Durante abril, nueve de las 21 industrias manufactureras instaladas en el país reportaron disminuciones en su personal.

Los mayores ‘recortes’ se observaron en las industrias especializadas en fabricar muebles, colchones y persianas (-6.11 por ciento), seguido de los negocios dedicados a producir y/o fabricar impresión e industrias conexas (-3.61), productos metálicos (-2.27), productos derivados de productos derivados del petróleo y del carbón (-1.98) y productos a base de minerales no metálicos (-1.66).

Caen remuneraciones en una tercera parte de las industrias manufactureras

De acuerdo con el órgano estadístico, ocho de las 21 industrias manufactureras del país se ubicaron en ‘números rojos’ respecto al pago de remuneraciones a obreros y empleados.

La disminución más pronunciada del mes se observó en la industria dedicada a fabricar productos derivados del petróleo y del carbón, al registrar un descenso de 15.17 por ciento a tasa anual en el pago de remuneraciones.

De manera general, los salarios pagados a obreros crecieron 2.68 por ciento anual, mientras que los sueldos de empleados administrativos cayeron 1.17 por ciento anual, su mayor retroceso en dos años.