La joven en cuestión manifestó su enojo y decepción al darse cuenta la verdadera intención del trabajo anunciado en redes sociales

Enojada, indignada y con ganas de llorar, una joven usuaria de Facebook denunció en la misma red social, la mala experiencia que tuvo al contactar a una empresa que está en busca de una “Señorita para asistente personal”.

El incómodo episodio, sucedió cuando la denunciante contactó el número celular de una empresa constructora que publicó en Facebook una vacante para el puesto de asistente personal.

La joven, a la que nombraremos Catalina, compartió la frustración que sintió cuando respondió a la solicitud laboral hecha lanzada por la empresa.

“¿Por qué hay señores que generen esta demanda? Cuántas chavitas no habrá que no tengan estudios y sólo por conseguir un buen empleo se dediquen a esto . Neta que el mundo está muy loco. Este mes me sorprendí tanto del mugrero que hay en el mundo…Tanto que ayer estaba súper depre…”, denunció. 

Catalina preguntó los requisitos: Excelente presentación, disponibilidad de tiempo, soltera, de entre 20 a 25 años, talla 0 a 5.

Dicho perfil parece sencillo, con una atractiva y sospechosa remuneración semanal de 3 mil 500 pesos, prestaciones superiores a la ley, y trabajo de lunes a viernes.

 

Pero lo que pareciera una “entrevista informal”, da un giro sorpresivo cuando, luego de pedirle algunas fotografías de la solicitante, la persona que proporciona la información a la joven, le advierte que el trato con su jefe será muy íntimo y cercano. 

 

-“Se pide un perfil así porque el trabajo ocupa que como la mayoría de las asistentes y sus jefes, haya una relación más cercana, me explico?” (sic)

A lo que Catalina preguntó “Y si tengo que acostarme con él?”. La respuesta fue un contundente “sí”.

“Ay no, la verdad no soy tan abierta”, contestó, “gracias”.

 

-“Mira sí me interesaste, aunque no seas tan delgada”- escribió la reclutadora.-“Si cambias de opinión, sigo interesada, te iría muy bien, la verdad. Es buen trabajo”-

 

Así concluyó la conversación que llevó a Catalina a realizar su denuncia a través de la red social, publicando la platica que sostuvo con la reclutadora.