Especial
"El lavado frecuente con jabones puede condicionar que la barrera lipídica, la barrera de la grasa, en este caso de la piel de la mano, se vaya perdiendo"

La contingencia por Covid-19 que se ha extendido por todo el mundo ha provocado la muerte de miles de personas. Ante esta situación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una serie de recomendaciones con el objetivo de evitar contagios, entre ellos está el lavado de manos; sin embargo, una especialista llama a que se haga con precaución para evitar daños en la piel.

La dermatóloga Rosa María Ponce, académica del posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM, señala que el constante lavado de manos con agua y con jabón puede dañar la piel y en personas con afecciones, pueden empeorar.

"El lavado frecuente con jabones puede condicionar que la barrera lipídica, la barrera de la grasa, en este caso de la piel de la mano,  se vaya perdiendo. La situación puede ser aún peor si se tienen afecciones como dermatitis atópica, enfermedad condicionada genéticamente, o si se tiene una predisposición a alergias", explica Ponce en entrevista.

Existen diferentes tipos de dermatitis, sostiene la especialista. En el caso de la atópica es provocada por la falta de la proteína llamada filagrina en la piel; sin embargo, el órgano más grande del ser humano, puede enfrentarse a otras enfermedades como la psoriasis, que es cuando la piel se descama con frecuencia.

 

Además de las enfermedades, personas como los trabajadores de la salud, las amas de casa o las "personas ambulantes", también están en una situación peculiar pues deben lavarse las manos constantemente.

"Todas las personas que entran en contacto con algún irritante resultan afectados, pero habrá algunos casos que tengan mayores repercusiones".

Además del lavado con agua y jabón, está la recomendación de usar gel con base de alcohol, pero esta debe ser tomada con cautela: 

"Se recomienda usar marcas de patente. Lastimosamente, se ven geles sin marca o que haya quienes se preparen su propio gel y esto no está estandarizado, se desconoce si pueda ser irritante o quién lo preparó".

Frente a la recomendación de utilizar geles bactericidas, la dermatóloga enfatiza que es una medida de emergencia si es que no se cuenta con jabón y agua. Una vez que se terminó el proceso de lavado, "es necesario que las manos se mantengan humectadas con un ‘emoliente’, que son las cremas".