Silvia Ortiz, representante del grupo, afirma que no han llegado ni a una cuarta parte del total de trabajo en el predio. Foto: Vanguardia/Francisco Rdz.
Señalan que también han encontrado ojivas y casquillos en el municipio de Matamoros

 Por: FRANCISCO RODRÍGUEZ /ARMANDO RÍOS

TORREÓN.- En la última semana, el Grupo Vida de Torreón ha recuperado ocho kilos de restos óseos, piezas dentales, ojivas y casquillos en operativos de búsqueda en el ejido San Antonio del Alto, municipio de Matamoros.

Silvia Ortiz, representante del grupo, mencionó que las búsquedas en este predio no llegan todavía ni a un cuarto del total de trabajo que se tiene en el lugar, uno de 11 puntos llamados de “exterminio” en la región Laguna, a los que el grupo acude regularmente a recuperar restos.

Ortiz detalló que en el acumulado, en San Antonio del Alto han recuperado alrededor de 11 kilos de fragmentos óseos, todos calcinados o carbonizados. “Antes los contaban pero ahora los pesan. Aquí los restos están concentrados en diversos lugares”, dijo.

A diferencia de otras zonas de exterminio como Patrocinio, en el municipio de San Pedro, en San Antonio del Alto los restos han sido encontrados en “pocitos”, con diámetros promedio de 35 centímetros.

Silvia Ortiz refirió que el antropólogo y arqueólogo que los acompañan, han establecido que es una persona cuando menos en cada uno. Dijo que San Antonio del Alto y San Francisco Aguanaval, ejidos a los que sólo los divide un canal, han encontrado cuatro con fragmentos.

“El delincuente lo que hacía, después de cocinar, una vez que concluía, raspaban la tierra, vaciaban y tapaban. No contaron con que el clima y las condiciones de nuestro estado, los aires hace que vuele la tierra y los exponga. Los que quedan al fondo son los mejores para poder identificarse”, explicó Ortiz.

 

UNA PERSONA LOS GUIÓ

La representante del grupo Vida, platicó que llegaron a ese predio porque andaban buscando otro punto cuando se toparon con una persona que los guio por brechas. “Estaba un tambo expuesto, de los que usaban para la cocina. Se recuperaron tres tambos”, contó.

Ortiz aseguró que la ciudadanía les sigue informando de nuevos puntos donde posiblemente también mataron gente, sin embargo refirió que las mismas autoridades le han pedido al grupo terminar los puntos que ya existen. Según Silvia Ortiz, el especialista en antropología les ha indicado que cuando menos tardarían cuatro años en “peinar” el ejido San Antonio del Alto.

“Es un trabajo muy cansado, en dos días agotamos un cuadrante de dos por dos, y estamos de las 8 de la mañana a las 5 de la tarde. Vamos todo un mes a un predio de recuperación, tres o cuatro días por semana y al siguiente a otro predio”, comentó.

Dijo que les urge contratar otro equipo forense. Actualmente los acompañan ministerios públicos, antropólogo, encargado de criminalística, fiscalía de desaparecidos y la misma gente del grupo Vida.

Decepcionada de gobierno federal

Sobre las acciones del actual gobierno federal para el las búsquedas de desaparecidos, Silvia Ortiz las calificó de “bastante tristes”, pues lamentó que se haya reducido el presupuesto a la Comisión Nacional de Búsqueda, fiscalía de Desaparecidos y recortes de personal.

“No se daban abasto. Menos habrá un avance y resultado. No le apuestan a la identificación, a sabiendas de que hay miles de cuerpos en fosas y semefos”, reclamó.