Foto: Internet
El día de ayer viernes fue su última emisión

Tras tres años de permanecer al aire en TV Azteca, “Enamorándonos” sorprendió a su audiencia con la noticia de su cancelación.

El anuncio se hizo a través de un comunicado en el que informaron que el polémico programa dejaría de producirse y que en su lugar entraría la emisión “Al Extremo”, ya conocido por todos y el cual será conducido por Juan Barragán, Carmen Muñoz y Adianez Hernández.

“Hoy viernes 27 de marzo y después de tres años al aire, oficialmente es el último día que se transmitirá el último programa del reality "Enamorándonos", conducido por Carmen Muñoz, siendo uno de los más famosos de TV Azteca”, se leyó en el comunicado.

 

 

 

.

 

 

Foto: Internet

De acuerdo con el documento publicado por la empresa, esta es solo una decisión temporal, mencionando que el proyecto que en inicio fue producido por Magda Rodríguez, ahora productora de “Hoy”, regresará con una nueva temporada.

Muertes y rumores de prostitución

A pesar de que en el comunicado la empresa aseguró que “Enamorándonos” regresará en un futuro renovados con una nueva temporada, es inevitable cuestionarnos el hecho de que TV Azteca le haya puesto pausa a uno de los programas con mayor audiencia en su barra de programación.

Sin embargo quizá está acción era algo que ya se veía venir si recordamos todos los escándalos en los que estuvo envuelto en los últimos meses. Primero con los rumores de que las participantes del programa pertenecían a un catálogo de “citas” que era manejado por su productor.

 

 

A eso le siguieron la sospechosa muerte de algunos de sus ex participantes. La primera víctima fue Nataly Michel Rodríguez, quien fue encontrada sin vida en su departamento.

El motivo de su muerte, fue un misterio, sin embargo una supuesta allegada a Nataly habló con la revista TV Notas en cuya entrevista aseguró que la ex concursante pertenecía a una red de prostitución manejada que funcionaba dentro del “Enamorándonos”.

 

Foto: Internet
Foto: Internet

A la muerte de Michel le siguió la de Brian del Prado y Jonathan Fuentes. Ambos asesinatos afirmaban que habían ocurrido por que se encontraban coludidos con agrupaciones criminales, pero la información hasta ahí quedó.

El programa continuó al aire, siempre con los rumores de que los ejecutivos de la empresa pensaban seriamente en cancelarlo puesto que la audiencia había bajado y por los rumores que los persiguió hasta el final de su emisión.