Autoridades les compraron comida antes de entregarlos a la Unif. fOTO: Jetza Múzquiz
Cuatro niños que caminaban con frío y hambre, fueron encontrados deambulando al norte de la ciudad por elementos de la Policía Municipal

Cuatro menores de edad, que caminaban con frío y hambre, fueron encontrados deambulando al norte de la ciudad por elementos de la Policía Municipal, quienes los resguardaron, les dieron de comer, jugaron con ellos y los dejaron al cuidado de la autoridad correspondiente.

Jaziel, de 6 años, Dante, de 7, Ángel, de 8, y Esperanza, de 8, caminaban solos por las calles de la colonia República, acercándose al punto fijo de Venustiano Carranza y Avenida Universidad, cerca de las 19:00 horas de ayer, para pedir algo de comida.

Fueron recibidos por el oficial Luis David Gaytán Neira, a quien dijeron que sus papás los habían dejado en la calle y a su suerte desde hacía varias horas, las cuales las dedicaron a vagar por todo el sector.

 

Sólo atinaron a decir que vivían en la colonia Pueblo Insurgentes, pero no recordaban calle o número, por lo que el oficial Luis David se comunicó con sus compañeros Abraham Santos Castillo y Jesús Guadalupe Cruz Bernal.

Los policías condujeron a los niños a un restaurante, donde les compraron una pizza para que así mataran el hambre, y después esperaron a que elementos de la Unidad de Integración Familiar (Unif) se hicieran cargo de su cuidado.

Así, los niños jugaban con los policías mientras aguardaban en las unidades M1519, M1126 y M1573, pues había que iniciar una investigación por el posible abandono de los menores, además de que uno de ellos, el pequeño Dante, refirió sufrir maltratos en el seno del hogar.

Los cuatro quedaron al resguardo de la Unif, quienes se encargaran de buscar a los padres.