Presidente nacional de la Coparmex, Gustavo de Hoyos. Foto: Cuartoscuro
La Coparmex compartió un documento en el que da a conocer la implicaciones negativas para las empresas que traerá este aumento salarial en un ambiente económico adverso como el que se vive debido a la pandemia de COVID-19

Luego de que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos acordara un aumento del 15% al salario mínimo, diversos actores alzaron la voz para mostrar su desacuerdo, entre ellos los empresarios.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente nacional de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, mostró su desacuerdo, al asegurar que este incremento es "desproporcionado" y se da "sin base económica ni consenso", lo que provocará un grave desempleo, el cual será culpa del Presidente López Obrador, asegura el líder de los patrones de México.

De igual forma, la cuenta de Twitter de la Coparmex compartió un documento en el que da a conocer la implicaciones negativas para las empresas que traerá este aumento salarial en un ambiente económico adverso como el que se vive debido a la pandemia de COVID.

De igual forma, el documento expone que la propuesta empresaria era de ellos como empleadores aportar un 10% y que gobierno aportase un 5% adicional a cada trabajador debido a la pandemia, algo que no fue aceptado por el Presidente López Obrador.

Lo anterior significa "arrojar a millones de microempresarios la carga del incremento, lo que combinado con la aceleración de contagios y el consecuente cierre de operaciones de más empresas, es inminente la quiebra de miles de negocios y la pérdida de todavía más fuentes de trabajo", se lee en el documento.

De igual forma, la Coparmex subraya que sin apoyos gubernamentales, se agrava "el riesgo de que 700 mil empresas más desaparezcan en los próximos tres meses".

Recordemos que este miércoles, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI), acordó que el salario mínimo general pase de $123.22 pesos a $141.70 pesos para el próximo 2021.

En la Zona Libre de la Frontera Norte pasa de $185.56 a $213.39; para el resto del país pasará de $123.22 a $141.70

Con esto, México sube ocho posiciones a nivel internacional en  salario mínimo, quedando en el lugar 76 de 135 países, con esto, nuestro país se acerca  a estar entre los 60 países con mayor salario mínimo, que es uno de sus objetivos.