Sin control. Mientras se saturan las estaciones migratorias la legisladora local Olvita Palomeque Pineda dijo que peligra la sociedad civil. / Cuartoscuro
“El tema migratorio que viven actualmente nuestros municipios de Chiapas es incontrolable”

FRONTERA COMALAPA, Chiapas.- La diputada local de Morena, Olvita Palomeque Pineda, calificó como una “invasión” el ingreso de miles de inmigrantes extracontinentales, de El Caribe y Centroamérica, a territorio mexicano por el estado de Chiapas, en su intento por llegar a los Estados Unidos.

Pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador regular la migración en México.

Durante su participación en el Congreso local dijo: “El tema migratorio que viven actualmente nuestros municipios de Chiapas es incontrolable” (sic).

Al leer un pronunciamiento, la legisladora dijo como resultado de su ingreso la inseguridad en la zona afecta no solo a los funcionarios del gobierno federal, estatal y municipal, sino que también es “una amenaza para la sociedad civil”.

Ayer nuevamente una caravana que ingresó lo hicieron con violencia al grado que los comerciantes tuvieron que cerrar sus puertas, lo que llevó a la misma ciudadanía a difundir en redes sociales a que nadie saliera de sus casas por miedo a los migrantes”, expuso.

Agregó que “prácticamente por no aplicar la ley migratoria los chiapanecos están indefensos”.

Por lo anterior, llamó al presidente López Obrador y a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a que “si bien se protege los derechos humanos de los migrantes, también es obligación nuestra y principal defender los derechos humanos de los mexicanos que están en peligro por esa invasión que se hace de forma desordenada violando todas las leyes migratorias del país. Nadie ni nada por encima de la ley, es la consigna de nuestro señor presidente”.

Mientras tanto, aproximadamente dos mil inmigrantes centroamericanos continúa en Ciudad Hidalgo en espera de que el Instituto Nacional de Migración (INM) les entregue documentos que les permita ingresar por territorio mexicano para tratar de llegar a la frontera norte.

Aseguraron que en caso de que no les entregue los documentos para su estancia legal, podrían conformar en las siguientes horas otra caravana para unirse al grupo de casi dos mil personas que desde anoche se encontraban en Huixtla.

Esta mañana, el INM deportó desde el aeropuerto de Tapachula a otro grupo de cubanos que se encontraba en las instalaciones de la Estación Migratoria Siglo XXI.

Este sería el quinto grupo de isleños que es expulsado de territorio mexicano desde el pasado 5 de abril, cuando el INM decidió cerrar la oficina de regularización migratoria, después de que un grupo de ellos realizó una protesta violenta, donde resultaron lesionados algunos agentes del INM y seguridad privada.

Mientras tanto, un grupo de cubanos que se encuentra en Mapastepec desde principios de este mes, se organizan para partir en camiones hacia la Ciudad de México, con un amparo para evitar ser detenidos por agentes del INM.

Un grupo de más de dos mil personas, entre cubanos, haitianos, africanos y centroamericanos partió de Tapachula el pasado 23 de marzo y a principios de abril llegó a Mapastepec, donde el INM prometió el 2 de abril establecer mesas para regularizar su estancia en el país.

Este mañana, el comisionado del INM, Tonatiuh Guillén, realizó una visita en Mapastepec, donde permanecen los inmigrantes en espera de avanzar hacia territorio mexicano.

Debido a la saturación de la Estación Migratoria, el gobierno federal, estatal y municipal habilitó las instalaciones de la Feria Mesoamericana.