Anunciaron el lanzamiento de Uber Elevate con la cadena de comida rápida McDonald's para entregar pedidos vía drones inteligentes

La firma de movilidad, Uber Elevate, anunció el arranque de un programa piloto con la cadena de comida rápida McDonald's. En asociación con Uber Eats la entrega de alimentos de esta empresa de comida que hará a través de drones inteligentes.

“Con más de 520 ciudades en todo el mundo e ingresos por reservaciones de comida en 2018 de 8,000 millones de dólares en Uber Eats siempre estamos pensando cómo reinventar la forma de acercar comida nuestro usuarios, sin importar dónde estén y la distancia a la que estén”, aseveró Liz Meyerdirk, directora de Desarrollo de Negocios de Uber.

Como parte de su programa de innovación, Uber recibió la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos para arrancar un programa piloto de entrega de drones en áreas altamente pobladas como San Diego, en Estados Unidos.

“Sabemos que se han hecho muchas pruebas de entregas de drones en espacios con poca densidad urbana, el problema es que en los próximos años más del 70% de toda la población humana vivirá en zonas altamente pobladas, gente que no tiene patios grandes o zonas abiertas para recibir sus paquetes. Si queremos que la entrega vía drones sea una realidad tenemos que resolver cómo entregar en zonas con alta densidad”, dijo Luke Fischer, jefe de operaciones de Vuelo de Uber.

El ejecutivo de empresa de movilidad dijo que debido a las fuertes regulaciones que existen alrededor del vuelo de drones en las ciudades, el propósito es hacer que el drone acerque los más que se puede los alimentos a las manos del consumidor.

Los ejecutivos de la compañía comentaron que llevan varios meses realizando pruebas a campo abierto, sobre mar y por último en zonas más pobladas.

La propuesta de Uber es volar los vehículos desde el restaurante, en este caso McDonald's, hasta puntos específicos en las ciudades en las que un repartidor humano puede recolectar la comida y llevarla al punto final o que aterricen sobre el techo de vehículos específicos y especiales de Uber Eats.


“El objetivo es aprovechar toda la data y experiencia de la plataforma de entrega de Uber Eats para facilitar y crear los puntos de entrega a fin de abrir más oportunidades de restaurantes o puntos de entrega en otras ciudades. Al mismo tiempo toda la data generada por el servicio de drones de comida servirá como la base para los viajes áreas compartidos de Uber Air en el futuro”, comentó Fischer.

Como parte del programa piloto Uber diseño del drone que estará entregando los alimentos a los usuarios, con la finalidad de aumentar los niveles de seguridad, cumplir con regulaciones, evitar movimientos bruscos que alteren la comida y mejorar la experiencia del usuario.

Por ahora la prueba arrancará con McDonald's en la zona de San Diego, pero la firma espera pronto expandir el servicio a otras ciudades y con más opciones de restaurantes.