Foto: Archivo
El juzgado quinto de distrito en materia penal con sede en la Ciudad de México concedió a Rosalinda ‘N’ una suspensión provisional para evitar que esté incomunicada

El juzgado quinto de distrito en materia penal con sede en la Ciudad de México concedió a Rosalinda ‘N’ una suspensión provisional para evitar que esté incomunicada.

Con ello, Rosalinda ‘N’ tiene derecho a estar en contacto con su defensa legal.

La audiencia incidental para ofrecer pruebas se fijó para el 4 de junio.

El domingo 27 de mayo, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, anunció la captura de Rosalinda González Valencia, esposa de Nemesio Oseguera, “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Rosalinda, era la responsable de administrar los bienes y recursos económicos de esa organización criminal.

Rosalina González fue detenida la noche del sábado e ingresada a un penal femenil en el estado de Morelos. Está acusada de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En conferencia de prensa, realizada en la Secretaría de Gobernación, el secretario Navarrete Prida anunció también la captura de Gerardo, un integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación en el mismo municipio de Zapopan, Jalisco, y que está vinculado con el hallazgo de 270 kilos de cocaína en la delegación Tláhuac, de la Ciudad de México.

Rosalinda González Valencia, considerada la jefa y de acuerdo con el Gobierno federal, esta mujer de 55 años de edad es la principal operadora financiera de la organización criminal que desbancó al Cártel de Sinaloa, de “El Chapo” Guzmán, como la más poderosa del país.

“El Mencho” es la cabeza del Cártel Jalisco Nueva Generación, pero Rosalinda González Valencia es señalada como “La jefa” de este grupo que tiene presencia en 22 estados del país: Baja California, Baja California Sur, Colima, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Estado de México, Ciudad de México, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Y a nivel internacional cuenta con centros de operaciones en ciudades estadounidenses como Las Vegas, Los Ángeles, San Diego y sobre todo Chicago. El trasiego de drogas del cártel también alcanza Canadá y varios países de Europa, Asia e incluso Oceanía.