Foto: Mexsport
El Toronto FC se metió al Estadio Azteca y aguantó firme para sacar el empate que cerró el trámite en la vuelta de las semifinales

Con marcador global de 4-2, luego del 1-1 en la vuelta, el Toronto FC acabó con el sueño del América, y del futbol mexicano de vivir un Clásico Nacional en la Final de la Concachampions. Mientras las Chivas cumplieron, las Águilas se quedaron en el camino.

Luego de que los de la MLS practicamente sentenciaron 3-1 en la ida, llegaron a México hace cinco días para adaptarse y así completar el trámite.

 

Pero más que buen futbol por parte de los canadienses, fueron los propios errores del América los que lo llevaron al fracaso.

Toronto sentenció al minuto 12 con gol de Jonathan Osorio, luego dominó todo el encuentro y apagó cada llegada de los mexicanos.

Por si fuera poco, la poca dignidad del América acabó con penal que les regalaron, el cual sólo sirvió para que Mateus Uribe hiciera decorosa su despedida al 92'.

Ahora Toronto sueña con el título, pues jugará ante unas Chivas que pasaron sobre los Red Bulls New York sin convencer.