Foto: Tomada de Internet
Puebla, Veracruz, Edomex, Jalisco, Guanajuato, Tamaulipas e Hidalgo son las entidades con mayor número de tomas clandestinas y de autos robados

Los estados con mayor número de tomas clandestinas concentran 60 por ciento de vehículos robados, debido a que el robo de combustible está directamente relacionado con la sustracción de vehículos, advirtió el director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Recaredo Arias. 

Al dar a conocer el Reporte de Robo de Vehículos Asegurados al cierre de 2018, precisó que Puebla, Veracruz, México, Jalisco, Guanajuato, Tamaulipas e Hidalgo son las entidades con mayor número de tomas clandestinas. 

"Como ustedes conocen el llamado Triángulo Rojo, que es Puebla-Veracruz-Tlaxcala, prácticamente lo que explica que se roben más vehículos de mercancías sí está muy vinculado con el traslado de hidrocarburos", indicó. 

De manera particular, Puebla reportó un repunte de 59 por ciento en el robo de autos asegurados en 2018, con seis mil 775 unidades, mientras que en Guanajuato creció 46 por ciento; sin embargo, durante todo el año, los estados de México y Jalisco fueron los que tuvieron más robos, con 25 mil 913 y 11 mil 760 unidades. 

En tanto, en 2018, entre los vehículos más robados destacó el Kenworth, que se coloca en la sexta posición, con dos mil 607 unidades, lo que implicó un incremento de 18.4 por ciento respecto a 2017. 

"Definitivamente hay una correlación, como hemos visto a través de los datos que les hemos presentado, definitivamente lo que dan en llamar las zonas calientes, son estados con altos niveles de delincuencia con falta de control de las autoridades o con una debilidad en el control para evitar el delito y entonces proliferan los delitos en distintas manifestaciones", expuso. 

En conferencia de prensa, Arias Jiménez destacó que si bien no tienen reportado el robo de vehículos de carga que transportan gasolina, muchos de los tractocamiones robados se utilizan para transportar combustible que fue sustraído de manera ilegal. 

Por otro lado, explicó, la póliza de seguros de Petróleos Mexicanos (Pemex) no cubre los daños generados a raíz de la explosión en un ducto de Tlahuelilpan, Hidalgo, derivado de una toma clandestina. 

"Como esto procede de un acto de delincuencia, no está previsto como un elemento que esté en responsabilidad Civil de la póliza de Pemex, porque no fue una falla en el ducto, no fue un desgaste, corrosión o algún elemento de esta naturaleza, sino que ya hay un acto del hombre que es el que provocó esto a través del robo. Esto queda excluido de la póliza", afirmó.