El piloto dijo "voy a tratar de volar más alto" antes de perder contacto con la base

"Voy a tratar de volar más alto", fueron las últimas palabras que Juan José Aguilar Talavera, el piloto del avión que cayó el domingo en Coahuila, dijo a la base aérea.

Aguilar Talavera mencionó a la base que las condiciones atmosféricas no eran favorables. No obstante, los operadores del avión Canadair Challenger 501, con número de matrícula N601VH, pensaron podrían volar por encima de los 38 mil pies, para evitar el clima extremo. 

“Voy a tratar de volar más alto”, dijo el piloto cuando se comunicó por radio a la base de operaciones aéreas en Ramos Arizpe el mensaje fue recibido entre las 05:30 y 06:00 de la tarde. 

La aeronave iba a 38 mil pies, a unos 700 kilómetros por hora cuando se desplomó. Los expertos señalan que al no existir una línea de arrastre atrás de la unidad, se proyectó hacia el suelo a unos 400 kilómetros por hora. 

El avión, contaba con la cola intacta en un 50 por ciento y era visible e identificable su estructura. Las alas, tenían al menos un 15 por ciento en cada extremo, pero la cabina estaba totalmente destruida hasta la punta.