Foto: Especial
“Nosotros fuimos lo suficientemente hombres para ni siquiera tocar a su madre, pero éste cobarde sólo busca contra quién dirigir su venganza y distraer la atención del gobierno”, se lee en un supuesto comunicado

GUANAJUATO.- Mediante un comunicado público divulgado en redes sociales, un supuesto grupo de élite perteneciente al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) rechazó el ataque de este miércoles en un centro de rehabilitación en Irapuato, Guanajuato, donde fueron asesinadas 28 personas, incluidos varios menores de edad.

En su mensaje, el CJNG hace aclaraciones “respecto al ataque cobarde que este miércoles se perpetró al interior de un centro de rehabilitación para adicciones en Irapuato“.

Posteriormente, se lee: “el CJNG nos DESLINDAMOS de los hechos y reprobamos el ataque contra inocentes como siempre lo hemos hecho, jamás nos quedaremos callados con actos tan bajos y muchos menos si buscan incriminarnos a costa de la vida de gente inocente”.

Asimismo, refiere que “nosotros fuimos lo suficientemente hombres para ni siquiera tocar a su madre, pero éste cobarde sólo busca contra quién dirigir su venganza y distraer la atención del gobierno”.

Finalmente, sentencia que “aquí estamos para acabar con los abusos y parar esta clase de injusticias, porque en Guanajuato las cosas ya no serán igual, porque Guanajuato es del señor Mencho”.

Foto: Especial

Controla CJNG Centros de Rehabilitación en Guanajuato

La mayoría de los centros de rehabilitación en Guanajuato, son controlados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y operan como puntos de venta de droga y reclutamiento de sicarios, denunció David Saucedo, consultor y asesor en materia de seguridad.

El control que mantiene el CJNG sobre los centros de rehabilitación, explicó que ha provocado una ofensiva de parte del Cartel de Santa Rosa de Lima, liderado por José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, quien también tiene una presencial delictiva en el Estado.

Al analizar el ataque ocurrido el miércoles y perpetrado por un comando armado en un centro de rehabilitación de Irapuato, en el que murieron al menos 26 personas, informó que este hecho es la sucesión de entre 7 y 8 ataques a centros de rehabilitación ocurridos en el último año.

En algunos casos, dijo, los centros de rehabilitación surgieron como organizaciones de la sociedad civil con fines médico terapéuticos, pero en otros casos, el propio Cártel llegó a fundar sus propios anexos.