Foto: Archivo
La empresa criticó el papel de los gobiernos y organizaciones que coleccionan vulnerabilidades informáticas, las cuales después pueden ser robadas o vendidas a delincuentes informáticos

Microsoft calificó como 'un llamado de atención' al 'ransomware' masivo que inició el viernes pasado, que dejó al menos 200 mil equipos afectados en 150 países.

Además la empresa criticó a gobiernos y organizaciones 'coleccionistas' de vulnerabilidades informáticas. Y responsabilizó a la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA, en inglés) por lo sucedido.

“Hemos visto aparecer en WikiLeaks vulnerabilidades almacenadas por la CIA, y ahora esta vulnerabilidad robada a la NSA ha afectado a clientes en todo el mundo“, señaló Brad Smith, principal asesor legal de la firma de tecnología.

“El software malicioso WannaCrypt usado en el ataque fue extraído del software robado a la Agencia de Seguridad Nacional en Estados Unidos”.

Smith reconoció la “responsabilidad” de Microsoft en la respuesta a esa “llamada de atención” que ha supuesto el ataque de WannaCry, que explota vulnerabilidades en el sistema operativo Windows descubiertas y “robadas” a la NSA.

El “acopio” de vulnerabilidades informáticas por parte de los gobiernos se ha convertido en un “patrón emergente” que causa “daños generalizados” cuando la información se filtra, advirtió en el blog oficial de la compañía.

El ejecutivo de Microsoft llamó a una “acción colectiva” y al trabajo en común del sector tecnológico, los clientes y los gobiernos para generar una mayor protección frente a ciberataques.

Smith incluso comparó el ataque del programa maligno WannaCry al robo de “armas convencionales” al ejército estadounidense para exigir a los gobiernos que cambien sus “métodos” y se adhieran a las “mismas normas” que rigen en el mundo físico.

El ransomware 'WannaCry', que exige un pago en la moneda digital Bitcoin para recuperar el acceso a los ordenadores, ha golpeado a centros de salud en el Reino Unido, grandes empresas en Francia y España, la red ferroviaria en Alemania, organismos públicos en Rusia y universidades en China, entre otros.

Un joven experto informático identificado solo como MalwareTech consiguió que el ciberataque quedara inhibido varias horas después de comenzar a causar daños, pero alertó de que nuevas versiones del malware se propagarán “con bastante probabilidad el lunes”.

Con información de BBC