AP
El tifón está clasificado como una tormenta de categoría 5, el nivel máximo, pero se está debilitando y se degradó a tormenta tropical al llegar a Fujian.

SHANGHAI.- Los restos del supertifón Nepartak tocaron tierra el sábado en la provincia de Fujian, en el este de China, con fuertes vientos y lluvias, y obligaron a la reubicación de cientos de miles de personas.

Al menos 420 mil personas de cuatro ciudades, incluyendo la capital provincial Fuzhou fueron reubicados, según reportó la agencia de prensa estatal china Xinhua.

Además se cancelaron los servicios de más de 300 trenes de alta velocidad, casi 400 vuelos y cerca de 5 mil buses.

La tormenta tocó tierra en Fujian poco antes de las 2 p.m. hora local y azotó a la ciudad de Shishi con vientos de cerca de 100 kilómetros por hora, informó Xinhua.

AP

El tifón está clasificado como una tormenta de categoría 5, el nivel máximo, pero se está debilitando y se degradó a tormenta tropical al llegar a Fujian.

En su paso por Taiwán, la tormenta provocó la muerte de al menos cinco personas y dejó más de 300 heridos.

Se teme que Nepartak empeore las ya graves inundaciones que afectan parte del centro y este de China, sobre todo la ciudad de Wuhan.

Los tifones son comunes en esta época del año en el Mar de China Meridional, donde cobran fuerza sobre aguas cálidas y se disipan en tierra.

AP