Advertencia. Expertos señalan que debe existir un equilibrio en la relación dueño-mascota para que no se generen conflictos de tipo conductual, jerárquico o emocionales. | Foto: especial
Advierten especialistas sobre relación ‘enfermiza’ con mascotas

Cada vez los perros son más humanizados. Se les da un estilo de vida tal cual como si fueran personas. En este sentido, especialistas hablan sobre la importancia de que exista un equilibrio en la relación dueño-mascota, para evitar conflictos conductuales, jerárquicos y/o emocionales. En tu caso, ¿quién es el tóxico, tú o tu mascota?. 

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), correspondientes a 2017, indican que en México 57 de cada 100 personas tienen mascota, de las cuales 89 por ciento son perros. 

Gilberto Coronado, director general del Centro de Adiestramiento, Formación y Educación Canina en Saltillo (CAFEC), dijo que “los perros no necesitan ser entrenados, los que necesitamos ser entrenados somos nosotros como humanos”. 

La humanización de los perros se da con acciones como ponerles ropa, pintarles las uñas, darles comida casera, permitirles estar dentro de la casa en todo momento, dejar que duerman en la cama de las personas, entre otras cosas. El especialista explicó que este tipo de actos pueden generar un conflicto conductual y de jerarquía. 

Cada perro tiene características e instintos específicos de acuerdo con su raza, necesitan su propio entorno, y si no se les da ese espacio, en algún punto pueden volverse agresivos, ansiosos o tener algún comportamiento inadecuado. 

El perro debe tener claro su lugar dentro de la familia para que exista un vínculo sano entre dueño-mascota. En ese sentido, Coronado refirió que es un error utilizar el término “perrhijos”. 

Dicha expresión suele darse cuando alguien busca proyectar en una mascota el afecto, cuidado y cariño que una persona tiene para dar. 

Sin embargo, difícilmente un animal suplirá el instinto paterno de una persona, según explicó Karla Patricia Valdés, directora de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Coahuila. 

Este es el caso de Rocío Hernández, madre soltera que además tiene dos Border Collie: Hunter y Penélope. Ella los trata como “perrhijos”, pero explicó que el amor a su hijo es distinto, “me siento acompañada por ellos, pero sí es muy diferente, mi hijo es otra cosa, no se compara tampoco”. 

Sobre el tema, el entrenador canino dijo que por naturaleza los perros buscan un líder, y si no hay una persona capaz de ponerle límites, entonces el perro toma el rol. 

Entre los casos que ha trabajado está el de una señora con cinco chihuahuas, los cuales dormían en la cama junto con ella. Los perros comenzaron a orinarle el colchón. La recomendación fue que los canes duerman afuera para que puedan hacer sus necesidades, pero ella no accedió. 

Días después la señora externó que uno de los perros mordió a su hijo de 10 años, “mi hijo tuvo la culpa porque se acostó en mi cama, que es la cama de los perros”, dijo la señora. En esta situación, la mujer regañó al niño en lugar de los perros. Ante esto, Coronado explicó que el que manda ahí es el perro, no la señora ni el niño. 

La intervención de los expertos Gilberto Coronado refirió que muchos de los casos que tratan en el CAFEC llegan cuando ya se tiene un problema o mal hábito específico. Ante esto, apuntó que los canes pueden ser entrenados a cualquier edad, pero que lo recomendables es trabajar con ellos a partir de los cuatro meses.

Contacto CAFEC
Teléfono: 844 289 29 62 
Ubicación: Bosque Urbano etapa 4 en la pista de perros, detrás del Mercado de Abastos. Sábado y domingo de 09:00 a 15:00 horas 
Facebook: Adiestramiento k-9