Foto: Especial
Las organizaciones no gubernamentales, entregaron una carta a la Asociación Méxicana de la Industria Automotriz (Amia) con más de 24 mil firmas para exigir que la industria cumpla con las normas vehiculares internacionales y vendan autos seguros en México

Ciudad de México. En el país más de 150 mil personas al año resultan lesionadas por accidentes vehiculares y otras 40 mil quedan con alguna discapacidad de por vida, señalaron El Poder del Consumidor, Latin Cap, México Previene y Reflexiona por la Vida

Las organizaciones no gubernamentales, entregaron una carta a la Asociación Méxicana de la Industria Automotriz (Amia) con más de 24 mil firmas para exigir que la industria cumpla con las normas vehiculares internacionales y vendan autos seguros en México.

"Además se presentan más de 16 mil fallecimientos por incidentes de automotores", manifestó Fernanda Rivero, quien indicó que los costos por percances van los 9 mil hasta los 300 mil pesos. 

Pero no sólo, para Andrés Prats, quien sobrevivió a fuerte accidente vial en Guadalajara, señaló que las consecuencias de un accidente de tráfico van más allá ya que la crisis e impacto emocional afecta a toda la familia. 

En mayo de 2015, él y su hermano viajaban en un Aveo sin bolsas de aire y chocaron contra un camión, lo que le ocasionó una herida en el cráneo que requirió una intervención quirúrgica de 26 puntadas, entre otras lesiones. “Estoy aquí como una más de las víctimas de la baja seguridad vehicular en México.

Yo casi muero y la causa de mis heridas en la cabeza fue que el auto en el que viajaba no tenía bolsas de aire ni, lo que ahora sé, se llaman prueba de impacto frontal y lateral, por eso la estructura del auto era tan débil que se dobló de tal manera que cortó mi cabeza. Cuando mis padres compraron el auto pensaron que era la mejor opción y que era seguro, pero la verdad es que nadie les informó de los riesgos que tiene un auto así. Por eso estoy aquí, para exigir como un sobreviviente que la industria deje de vender autos inseguros”.

Las organizaciones recordaron que esta petición forma parte de la campaña ¿Qué tan seguro es tu auto? que lanzaron en febrero de este año en la que se hace un llamado al gobierno y a la industria automotriz para que ofrezca a los consumidores mexicanos el mismo nivel mínimo de seguridad vehicular en todos los modelos, que producen en México y exportan a países como Japón, Australia, EE.UU y Europa.

Entre los veinticuatro mil peticiones los firmantes  pidieron que todos los autos nuevos vendidos en el país incluyan, desde sus versiones básicas: frenos ABS, Control Electrónico de Estabilidad, anclajes para sistemas de retención ISOFIX/LATCH, pruebas de impacto lateral y frontal, bolsas de aire, cinturones de seguridad de tres puntos en todos los asientos, y protección para peatones, tal como los incluyen las versiones básicas de sus autos vendidos en países desarrollados.

“Más de veinticuatro mil firmas recolectadas en unas semanas son un hecho sin precedentes y esperamos que tanto la AMIA y las oficinas centrales de estas marcas se tomen muy en serio el dar respuesta inmediata a los miles de consumidores y usuarios de autos en México que se han sumado a dicha petición.

Son miles de personas y de familias preocupadas por su vida e integridad física; la industria automotriz y la AMIA deben responder sin demora y estar a la altura de esta petición”, señaló en el acto de entrega Stephan Brodziak, coordinador de la campaña de seguridad vehicular de El Poder del Consumidor.