Tradición. Año con año, la obra del artista ha sido expuesta en el bar. / MAYRA FRANCO
En presencia de amigos y familia, celebraron 12 años de colaboración de Alejandro Cerecero con la muestra plástica “Sacrofano”.

Con la inauguración de la exposición “Sacrofano”, la noche del miércoles 16 de agosto se celebraron 12 años consecutivos que el artista Alejandro Cerecero ha expuesto su obra en la taberna El Cerdo de Babel.

En presencia de amigos y familia, el maestro Cerecero, junto con los dueños del lugar Sergio Castillo y Jerónimo Valdés, celebraron 12 años de colaboración con  la muestra plástica “Sacrofano”.

“Cuando me invitaron por primera ocasión yo me traía los trabajos que no me atrevía a mostrar en galerías formales: graciosos, irreverentes. Pero con el tiempo al notar la formalidad de Sergio y Jero comencé a estrenar aquí los trabajos y a mostrar lo mejor, y en esta ocasión en particular pinté para El Cerdo, para los espacios del lugar”, dijo el maestro.

“Sacrofano es una palabra que no existe”, explicó el artista sobre el título de la muestra, “resultó una recomendación del escritor Jesús de León cuando le pregunté si Profana Sacralidad le sonaba bien para nombre de una exposición de arte. Sacrofano es una contracción de sagrado y profano”.

Con esta exposición, que estará disponible al público durante todo el mes, comienzan las celebraciones que los propietarios han organizado para el aniversario del bar El Cerdo de Babel que será el próximo 26 de agosto.