Tomada de Twitter
Fue una de las primeras sorpresas en un día crucial del futbol mexicano

La Asamblea de Dueños de la Federación Mexicana de Futbol nos regaló la primera sorpresa al no permitirle la entrada a Fidel Kuri, dueño del Veracruz. 

El organismo argumentó que no tiene poder para acceder a las instalaciones.

“El artículo 8 de la liga MX dice solo tendrán derecho los clubes que se encuentren en pleno de sus derechos, a partir de su dueño, representante o titular, con fundamento en este artículo no se le permitirá el acceso”, señaló una persona que se presentó como apoderado de la FMF.

Ante los hechos, el directivo de los Tiburones pidió más detalles, pero no se los dieron.

 “No entiendo bien, explíqueme… No se ponga nervioso”, le comentaba Kuri al apoderado, quien se alejó de la camioneta en la que pretendía ingresar Fidel.

Por otro lado, el empresario mostró, a través de su celular, la carta firmada por Yon De Luisa y Enrique Bonilla donde había sido convocado, lo que tomó con ironía. “Nadie me avisó, pero ya me lo esperaba”, señaló.

Fidel Kuri esperó un hora afuera de la FMF y le hizo una llamada a Enrique Bonilla, para tratar de ingresar a la Asamblea de Dueños.

 Ante la negativa y el argumento de que no podía ingresar debido a los adeudos que tiene, el empresario veracruzano se retiró y aseguró que iniciará una batalla en los juzgados.