Foto: AP
"Más estadounidenses que nunca están muriendo por las drogas. En 2016, se estima que 64 mil estadounidenses murieron por sobredosis de drogas, uno cada nueve minutos. Eso es casi la población de Daytona Beach muerta en un año", recalcó Sessions.

Miami.- El fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, resaltó hoy que la epidemia de los opiáceos afecta tanto a nivel nacional como en las pequeñas comunidades y reiteró que combatir "la crisis de drogas más letal" en la historia del país es una prioridad para su Departamento.

Durante un encuentro que mantuvo hoy en Tampa, en Florida, con miembros de cuerpos de Policía y fiscales estatales, Sessions recordó recientes casos de muertes por sobredosis de opiáceos de adolescentes y jóvenes en este estado, entre ellos el de Katie Golden, una estudiante del último año de secundaria que pereció el año pasado por sobredosis de heroína.

Durante su alocución de poco más de 20 minutos, el fiscal general recordó que entre los años 2015 y 2016 más de 5.700 floridianos han muerto por causas atribuibles a los opiáceos, casi 1.500 más que el periodo anterior, y que a nivel nacional resaltó que las muertes por consumo de fentanilo se incrementaron el 97 por ciento.

"Más estadounidenses que nunca están muriendo por las drogas. En 2016, se estima que 64,000 estadounidenses murieron por sobredosis de drogas, uno cada nueve minutos. Eso es casi la población de Daytona Beach muerta en un año", recalcó Sessions.

Ante un encuentro en el que saludó la labor de la fiscal del Distrito Centro, María Chapa López, Sessions previó que las cifras de 2017 de muertes por sobredosis de drogas podrían ser "más altas", impulsada por opioides como los analgésicos recetados, heroína y drogas sintéticas como el fentanilo.

Foto: AP


"En 2015, las sobredosis de opiáceos causaron la muerte de 33,000 estadounidenses, cuadruplicando el número de hace 20 años", manifestó.

El fiscal general puso de relieve recientes medidas tomadas en el Congreso que permitirán a los agentes del orden perseguir a los traficantes, así como la creación de un escuadrón especial que coordinará con el FBI para atacar el comercio ilegal de drogas a través de internet.

De igual modo, destacó que los especialistas y médicos estarán bajo regulaciones más estrictas a la hora prescribir opiáceos.

Resaltó además que en el Distrito Centro de Florida, que abarca desde la ciudad de Naples hasta la norteña Jacksonville, se han efectuado operaciones exitosas que han dado con han dado con el arresto de 34 personas por tráfico de heroína.

Aunque se mantuvo mayormente fiel al discurso que había preparado, el fiscal general se salió brevemente del guión para comentar que en EEUU se recetan "demasiados opioides" y que las personas "necesitan tomar una aspirina algunas veces", según recoge el diario Tampa Bay Times.

Sessions encabezará el jueves en Miami una Cumbre de Opiáceos que organiza el Comando Sur con el fin de perfilar estrategias que permitan combatir el tráfico de fentanilo y otros opiáceos a las costas estadounidenses.