El Fondo Monetario Internacional mantiene para México el índice de caída de 9 por ciento que pronosticó desde el 6 de octubre pasado. Foto: Tomada de Internet
El Fondo Monetario Internacional mantiene para México el índice de caída de 9 por ciento que pronosticó desde el 6 de octubre pasado

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró este martes sus perspectivas para América Latina y el Caribe al pronosticar un desplome de la economía de la región del 8.1 por ciento este año por el impacto del coronavirus, 1.3 puntos menos que en sus cálculos del pasado mes de junio.

La mejora en la previsión global de la economía se explica ante los resultados del PIB en el segundo trimestre de las economías avanzadas, que no fueron tan negativos como lo esperado, así como la vuelta a la senda del crecimiento de China y otros signos de una recuperación algo más rápida a partir del tercer trimestre.

Pese a dicha mejora, el organismo con sede en Washington pronostica que la región latinoamericana será la más afectada en todo el mundo, dado que muchos países se han visto afectados de manera severa ante el impacto de la pandemia, como es el caso de sus dos principales economía, México (-9%) y Brasil (-5,8%).

Por su parte, las proyecciones para 2021 apuntan a un crecimiento del 3,6% en la región, algo más moderado que el 3,7% proyectado en junio. La zona más afectada de la región será Sudamérica, con una caída del 8,1%, seguida de América Central (-5,9%) y el Caribe (-5,4%).

Por países, los más afectados serán Perú (-13,9%), Argentina (-11,8%) y Ecuador (-11%), excluyendo a Venezuela (-25%), que continúa siendo el único país que mantiene una proyección negativa para 2021 del -10% y una inflación disparada hasta el 6.500% tanto en 2020 como en 2021.

De su lado, las caídas más moderadas son para Uruguay (-4,5%), uno de los países menos afectados por la Covid-19 en la región; y Paraguay (-4%), mientras que Chile, Colombia y Bolivia proyectan caídas del 6%, 8,2% y el 7,9%, respectivamente.

La excepción la conforma Guyana, que es el único país con una proyección positiva del 26,2% este año, dados los descubrimientos de yacimientos petrolíferos en esta isla caribeña.

Pese a la ligera mejora en sus proyecciones mundiales, el Fondo advierte de que la recuperación será "larga, desigual e incierta", sobre todo en los casos en los que la pandemia se está desarrollando con más fuerza en la actualidad.

Así, las economías emergentes y en desarrollo, excluida China, podrán incurrir en una mayor pérdida de producción durante 2020 y 2021, en relación a la trayectoria proyectada antes de la pandemia yen comparación con economías avanzadas, lo que empeora significativamente las perspectivas de convergencia global en niveles de ingreso.

Con información de Europa Press