Foto: Archivo
Los 36 legisladores, compuestos por congresistas del sur del país y considerados el ala más ultraconservadora, fueron quienes, en gran medida, bloquearon la reforma de salud del presidente Trump

Ciudad de México.- Las divisiones ideológicas dentro del Partido Republicano resurgieron en el Congreso provocando el fracaso del proyecto de reforma de la salud y amenazando otros planes de la agenda del presidente Donald Trump.

En gran medida, los culpables de ese revés es el llamado Freedom Caucus, un grupo de 36 legisladores derechistas de la Cámara de Representantes, compuesto casi en su totalidad por congresistas de estados del sur, que han ganado terreno e influencia en Estados Unidos y ayudaron a bloquear una de las grandes promesas que el presidente Donald Trump hizo durante su campaña electoral, para revocar la ley de salud conocida como Obamacare.

Desde que el grupo se formó en 2015 con el objetivo de reducir el gasto público, el conjunto ha desafiado a los grupos dominantes que ostentan el poder o la autoridad en Estados Unidos para oponerse a medidas que consideran, no son lo suficientemente conservadoras.

El Freedom Caucus actúa en unidad y las decisiones adoptadas por el 80 por ciento del grupo influye sobre el resto del equipo a seguir la línea decidida mayoritariamente.

El golpe para Trump, quien durante su campaña destacó sus habilidades para alcanzar acuerdos, llegó el viernes desde la Cámara baja debido en gran medida a Freedom Caucus?, al considerar que el plan de su partido era un Obamacare light. 

Tras el fracaso de Trump y los republicanos para reemplazar Obamacare, la reforma sanitaria de Obama sigue vigente, siete años después de su aprobación.