Samsung dió a conocer su nuevo teléfono plegable que saldrá a la venta el 14 de febrero y podrá adquirirse desde 1,380 dólares.

Samsung dió a conocer su nuevo teléfono plegable, el Galaxy Z Flip, su segundo intento por vender a los consumidores un celular con pantallas flexibles y diseño plegable.

La compañía presentó el teléfono en un evento de exhibición de productos en San Francisco. El nuevo celular, que puede doblarse de su forma tradicional hasta adoptar la forma de un pequeño cuadrado, saldrá a la venta el 14 de febrero y podrá adquirirse desde 1,380 dólares.

Dos teléfonos Samsung Galaxy Z Flip se muestran en el evento Unpacked 2020 en San Francisco. Foto: AP

El primer teléfono plegable de Samsung, el Galaxy Fold, finalmente salió a la venta en septiembre del año pasado después de una serie de retrasos y reportes de pantallas quebradas. Ese modelo, que se puede comprar por cerca de 2,000 dólares, se dobla sobre un pliegue vertical, a diferencia de éste, que lo hace horizontalmente. Motorola también entró a la competencia de los celulares de pantalla plegable con su nuevo Razr de 1,500 dólares.

Un trabajador de Samsung da una demostración del Galaxy Z Flip Phone en el evento Unpacked 2020 en San Francisco. Foto: AP

Los teléfonos de pantalla plegable representan un intento de los fabricantes de revitalizar un mercado donde las ventas han bajado. Muchos consumidores usan sus viejos celulares por más tiempo, en parte debido a que las características de los nuevos modelos ofrecen pocos beneficios. Pero estos modelos de pantalla plegable tienen precios más altos y es probable que atraigan a la mayoría de los aficionados a la tecnología y a otros consumidores que buscan tecnología de punta.

Rebecca Hirst, directora de Desarrollo de Productos Móviles del Reino Unido, habla frente a una foto del Samsung Galaxy Z Flip Phone en el evento Unpacked 2020 en San Francisco. Foto: AP

El Galaxy Z Flip puede mantenerse abierto en distintos ángulos para ser usado para ver videos o tomar fotografías. El usuario podrá tomar selfies o ver notificaciones incluso con el celular cerrado, a través de una pequeña pantalla en la tapa. Una vez abierto, su pantalla mide 6.7 pulgadas diagonalmente.

Samsung indicó que agregó fibras a la abertura entre la bisagra y el teléfono para impedir la entrada de polvo y mejorar el doblez.