Dudas. Por segundo año consecutivo, la ceremonia consiguió la audiencia más baja del primetime de domingo. ESPECIAL
Bautizados por el comediante Jimmy Kimmel como los ‘Pandemmys’, la entrega 72 de los máximos galardones de la televisión tuvieron muchas sorpresas. La comunidad afroamericana hizo historia, los superhéroes y los canadienses arrasaron en la gala, y aún así, los niveles de audiencia bajaron

Desde es el Staples Center de Los Ángeles, con un escenario sin público y con solo unos pocos presentadores, acompañados de manera virtual por el público, los nominados y sus amigos y familiares, así se llevó a cabo la entrega 72 de los Premios Emmy a lo mejor de la televisión estadounidense. Con muchos chistes inspirados en las situaciones que ha provocado la pandemia del COVID-19 y homenajes a quienes han estado al pie del cañón durante estos últimos difíciles meses, Jimmy Kimmel dirigió la entrega que estuvo llena de sorpresas.

Uno de los aspectos más curioso de la logística de este evento, fue la entrega del premio en sí, la cual se llevó a cabo a través de unas cajas misteriosas que enviaron a los domicilios de los nominados —o los lugares donde se reunieron, como lo hizo el elenco de la serie “Schitt’s Creek”, que celebró sus continuas victorias juntos desde Canadá— y que solo pudieron abrir hasta el momento de revelar al ganador, cuya contenía la codiciada estatuilla. Para algunos ganadores la experiencia de recibir el premio desde las salas de sus casas acompañados de sus familiares y amigos, fue un gran regalo, mientras que otros aprovecharon para enviar mensajes con causa.

Aunque los Premios Emmy 2020 superaron la prueba de fuego al realizar una ceremonia histórica en medio de la pandemia, este lunes las primeras reacciones de la prensa internacional ya salieron a la luz, y aunque mucho tiene que ver con el difícil momento que se vive a nivel mundial, también hubo algunas victorias para celebrar. Aquí te decimos lo bueno, la malo y lo feo de esta entrega, que marca el regreso de las premiaciones en la industria del entretenimiento en Hollywood.

LO BUENO

El movimiento Black Lives Matter, al igual que el #MeToo, han empezado a ganar sus primeras batallas, no hay mejor ejemplo que esta edición de los Premios Emmy, en donde siete artistas afroamericanos se llevaron a casa premios en las principales categorías, superando el récord anterior de seis establecido hace dos años. Regina King, Yahya Abdul-Mateen II (ambos de ‘Watchmen’ de HBO), Uzo Aduba (FX en ‘Mrs. America’ de Hulu) y Zendaya (‘Euphoria’ de HBO) hicieron historia y sin duda aprovecharon la noche para enviar un mensaje de inclusión.

A ellos se unieron también Eddie Murphy, Maya Rudolph y Ron Cephas Jones, quienes ganaron algunas categorías de los Premios Emmy Técnicos. Los actores Laurence Fishburne y Jasmine Cephas Jones de “#FreeRayshawn” de Quibi también obtuvieron premios, y RuPaul ganó su quinto Emmy consecutivo como Mejor Presentador con “RuPaul’s Drag Race”.

LO MALO

Sin duda los productores de la entrega lo sabían, se enfrentaban a una ceremonia complicada sin alfombra roja ni shows en vivo, además de traer arrastrando una edición 71 con muy bajos niveles de audiencia, por lo que conseguir un segundo año consecutivo con un mínimo histórico de rating, no es sorpresa. De acuerdo con los números de Nielsen, la transmisión en vivo de ABC consiguió 6.1 millones de espectadores y una calificación de 1.2 entre adultos de 18 a 49 años. El mínimo anterior se estableció hace un año, cuando Fox tenía poco menos de 7 millones de espectadores.

La transmisión del domingo se redujo aproximadamente un 13 por ciento, y en un 29 por ciento en la población de 18 a 49 años. La caída de los Emmy no es la única, en general la audiencia ha disminuido en este tipo de premios. La ceremonia de los Emmy se transmitió al mismo tiempo que un juego de la NFL y la NBA.

LO FEO

“Schitt's Creek” de Pop TV arrasó en las categorías de comedia, y “Succession” y “Watchmen” de HBO fueron los grandes ganadores. ¿Lo más notable de todo? “Schitt's Creek” nunca había ganado un solo Emmy en ninguna de sus temporadas anteriores. Todo parece indicar que la serie tuvo una temporada muy fuerte, aunque de acuerdo con el analista Scott Feinberg, la cuarentena tuvo mucho que ver en estas victorias, pues la mayoría de los votantes vieron más series, ¿será verdaderamente la primera entrega con ganadores justos?

Otra de las noticias que puso triste a los fans, fue la mala noche que pasó Netflix, la plataforma llegó con 160 nominaciones y ganó 21. Al final del día, HBO se fue a casa con 30 premios, los resultados de este año validan el modelo que ha seguido HBO por años, pocos proyectos pero gran calidad, sobre el modelo de Netflix, mayor cantidad y variedad.